HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Atentado de sicarios dejó dos muertos y menor herido

Las víctimas se desplazaban a pie cuando desconocidos en moto las interceptaron y les dispararon a ‘quemarropa’.

Una tarde de ‘terror’ vivieron ayer los habitantes del sur de Santa Marta, luego de que dos individuos a bordo de una motocicleta, violando el decreto que prohíbe la circulación con parrilleros los días 22 de cada mes, abrieron fuego y acabaron con la vida de dos amigos que se desplazaban a pie.

El doble crimen se perpetró en la carrera 5 con calle 39 del barrio San Pablo, momentos en que las víctimas, una de ella identificada como Amet Segundo Simón Silva, de 35 años de edad, oriundo de esta capital, se dirigían hacia una vivienda del sector y fueron abordadas por dos particulares.

De acuerdo con la información que suministró el comando de la Policía Metropolitana, el individuo que hacía las veces de parrillero descendió y después de individualizar a sus ‘objetivos’, desenfundó un arma de fuego tipo pistola que portaba en la pretina de su pantalón y les disparó a quemarropa a los dos amigos.

Producto de los disparos que recibieron en diferentes partes del cuerpo Simón Silva y su acompañante, quien hasta el cierre de esta edición permanecía como N.N, se desplomaron a un costado de una vía principal y quedaron sin vida en el acto, en posición boca abajo y con su rostro cubierto de sangre.

Alarmados por las repetitivas detonaciones y anonadados con los cadáveres sobre el pavimento, los habitantes del sector salieron corriendo y se acumularon alrededor de los mismos, tratando de establecer de quiénes se trataban y buscando una explicación de lo sucedido.

“Yo estaba en el patio de mi casa lavando cuando de repente escucho como una ráfaga de disparos, porque era uno tras de otro, y luego se siente una moto huir a toda velocidad. Enseguida corrí a ver qué había pasado y me encontré con los dos cuerpos sin vida de estas personas, uno de ellos era reconocido en el sector pero el otro no”, dijo una moradora que prefirió mantener en reserva su identidad.

UN MENOR HERIDO

Un menor de edad que se encontraba cerca al lugar del atentado, lastimosamente resultó herido con una bala perdida, por lo que de inmediato fue socorrido por sus familiares y amigos, quienes lo llevaron en el menor tiempo posible hasta la sala de urgencias de la clínica Avidanti. Allí, según las autoridades, los médicos de turno le estabilizaron sus signos vitales y luego lo remitieron a otro centro hospitalario.

POLICÍA EN EL SITIO

Conocido el homicidio, uniformados de la unidad de vigilancia por cuadrantes de la Policía Metropolitana de Santa Marta arribaron al lugar y después de inspeccionar la zona, acordonaron la escena del crimen para iniciar las investigaciones correspondientes y poder establecer las circunstancias de tiempo, modo y lugar en que se presentó este hecho.

LEVANTAMIENTO DE CADÁVERES

Entre tanto, funcionarios de la unidad móvil de criminalística de la Seccional de Investigación Criminal – Sijín de la Policía Metropolitana adelantaron la inspección técnica de los cadáveres para luego llevar los mismos hasta la morgue del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, en donde le practicarán la necropsia de rigor.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más