HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Robaron un tanque de almacenamiento para diez mil litros de agua

El hecho se produjo en una de las pendientes de la carretera a Taganga invasión conocida como ´Villa Uribe´. La comunidad quedó sin el preciado líquido.

POR:
TONNY
PÉREZ MIER

¡Increíble pero cierto!. Esto no es Macondo, sino la realidad del diario vivir. Unos individuos llegaron hasta un sector vulnerable de la ciudad, desinstalaron un enorme tanque de almacenamiento de agua con capacidad para diez mil litros de aprovisionamiento, lo subieron a una camabaja (tractomula de doble troque) y se lo llevaron del lugar. Pero lo más insólito es que al lado del vehículo utilizado para perpetrar el robo, pasó una patrulla de la Policía Nacional, cuyos uniformados no advirtieron nada de lo que estaba pasando.

La historia se conoce por la osadía de una menor de edad que grabó absolutamente todo lo que estaba pasando en su barrio: el robo del tanque de agua.

´Esto va más allá de un simple robo. Se trata de personas inescrupulosas que han dejado sin agua a toda una comunidad del sector norte, no hay derecho se robaron el tanque de almacenamiento que se tenían para proveerse del preciado líquido a centenares de familia del lugar´, dijo el líder social Antonio Matos.

EN MEDIO DE LA RUMBA

Efectivamente, cuando un sector de la comunidad rumbeaba en el marco de los carnavales y el otro dormía en Altos de San Jorge o Villa Uribe, en la subida al corregimiento de Taganga, ladrones con sofisticadas herramientas desprendieron de su base el tanque plástico para 10 mil litros de agua y después de lograr el objetivo, a bordo de una camabaja huyeron con el botín.

En esta oportunidad, cuentan testigos que, pensaban que se trataba de la reposición del recipiente para mejorar el servicio, pero llegaron cuatro tipos con una camabaja, vistiendo prendas similares a la que utilizan los operarios de la Empresa de Servicios Públicos del Distrito de Santa Marta, Essmar E.S.P., sin dar malicia procedieron al desmonte del tanque de almacenamiento y cogieron las de San Quintín, en las barbas de la propia Policía.

La operación que demoró entre 20 y 30 minutos, (comentan los lugareños), no despertó sospecha, porque hasta una patrulla de la Policía pasó por el lugar con destino a Taganga sin sospechar que estaban frente a un robo

Cuando la comunidad se vino a dar cuenta del robo, ya era bien entrada la mañana, se percataron que en sus grifos no fluía el agua como otros días, aunque la constante es que a ninguna hora les llega ese servicio, por eso no se registró un escándalo propio de una situación de esta, cuando no tienen agua.

LO QUE DICE LA ESSMAR

En virtud de lo anterior, la Empresa de Servicios Públicos del Distrito de Santa Marta, Essmar E.S.P., expidió un comunicado en el que detalló lo ocurrido con el tanque de almacenamiento de agua potable, con capacidad de 10 mil litros, que estaba ubicado en el barrio Alto de San Jorge o Villa Uribe, cerca de la subida a Taganga.

“Este acto vandálico se registró en la noche del 9 de febrero del año en curso y ha causado una afectación en el suministro de agua potable en este sector”, dice uno de los apartes del comunicado expedido por la empresa que maneja los componentse de acueducto y alcantarillado sanitario de la ciudad.

Advierte la empresa, que el tanque de 10 mil litros, tiene un costo aproximado de 20 millones de pesos, es una parte vital de la infraestructura para el suministro de agua y su hurto afecta directamente el abastecimiento de este recurso fundamental para la comunidad, especialmente en esta temporada de verano, donde la demanda de agua potable en la ciudad es mayor.

“Cabe aclarar, que la Essmar E.S.P., no autorizó el retiro, ni reubicación del tanque y es necesario que la comunidad verifique la identidad de las personas antes de permitir el acceso o la manipulación de tales infraestructuras”, dice en otros de sus apartes el comunicado de la empresa.

Aclara de paso el comunicado que, Essmar E.S.P. es la única entidad autorizada para mover y hacer uso de estos tanques, por lo que cualquier actividad fuera de este marco debe ser reportada de inmediato, a través de las líneas 116 o al 605 4209676, la colaboración ciudadana es esencial para proteger los recursos y garantizar la continuidad de los servicios públicos domiciliarios.

Ante este desafortunado hecho, la Essmar E.S.P. Informa que interpondrá denuncia ante la Fiscalía General de la Nación y solicitará el acompañamiento de las autoridades de Policía para recuperar el tanque de almacenamiento y así mismo individualizar a los responsables de este hecho criminal.

“Rechazamos este tipo de actos delictivos que afectan la infraestructura de los servicios públicos y el bienestar de todas las comunidades”, precisa el comunicado.

FUE GRABADO

Una menor residente en Alto de San Jorge o Villa Uribe que pensó que se trataba de algo normal que realizaban funcionarios de la Essmar, que iban a retirar la pieza para reponerla posteriormente, en medio de su inocencia, grabó en su celular el momento culminante en que los inescrupulosos bajaron el tanque y lo subieron a la camabaja que llevaron para el trasteo.

Ahora ese video donde se puede apreciar el momento en que los ladrones bajaron el recipiente plástico y lo subieron al vehículo, será aportado como prueba en la denuncia que la empresa pondrá ante las autoridades de la competencia.

La comunidad vecina, es decir, del barrio San Jorge, al enterarse de lo que había pasado, consideró como insólito el caso, como un cuento extraído de las entrañas de la realidad mágica de Macondo, escrito por Gabriel García Márquez.

“Insólito, en las narices de la comunidad, personas con uniforme de Essmar se llevaron un tanque de 10 mil litros de agua con el cual se abastecía la comunidad de Villa Uribe”, dice el mensaje escrito por un líder comunal de San Jorge.

“Tanques de 10 litros que están al servicio de la comunidad exigimos a las autoridades que se pongan al frente de esta grave problemática, y se instaure la respectiva denuncia para recuperar nuevamente el tanque”, precisa el mensaje.

ESSMAR TIENE QUE RESPONDER

Residente en los barrios San Jorge, Villa Uribe y Villa Tabla, anunciaron que no tragan entero, porque una operación como la ocurrida la noche del viernes en esa zona, no es de gente que aprovecha cualquier momento de descuido de la comunidad para llevarse lo que sea.

“Ellos estaban con vestidos de la empresa y ni se inmutaron cuando las autoridades pasaron por su lado, porque estaban seguro de los que estaban haciendo”, dijo otro residente en Alto de San Jorge o Villa Uribe, quien solicitó la reserva de su identidad para evitar retaliaciones por parte de la empresa.

Advirtió tajantemente, que nadie cuando se trata de algo ilícito actúa tan seguro como lo hicieron quienes se llevaron la pieza. Subrayó que ese cuento le falta un pedazo y eso solo lo saben en Essmar, y no se ha querido decir exactamente qué fue lo que pasó.

“Quién se va a robar un tanque usado, que, aunque ellos dicen que está avaluado en 20 millones de pesos, nadie da 5 millones por él, sin meter lo que cobró la camabaja para transportarlo de un sitio al otro”, sostuvo el líder comunal de Villa Tabla.

Según los afectados, lo ocurrido en su comunidad, en Altos de San Jorge o Villa Uribe, solo se puede comparar con los ocurrido con los Altares de Valencia, canción que inmortalizó Calixto Ochoa por la década de los 60. Donde nadie supo quién se robó los altares, pero todos se imaginaron que se trató de un ratero honrado, por lo tanto, habrá que revisar desde Essmar hasta en las chiveras para ver quien se lo robó y devolverlo a Altos de San Jorge o Villa Uribe.