HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Publicidad-Regionales

Publicidad-R360LB1

Adquiridas las primeras 65 hectáreas para reubicar a 249 familias damnificadas de Piojó

A buen ritmo avanza el proceso de articulación entre la Unidad de Gestión de Riesgo de Desastres UNGRD y la Gobernación del departamento del Atlántico, para reubicar a las 249 familias afectadas por los aguaceros y deslizamientos de tierra registrados en noviembre del 2022 en el municipio de Piojó.

Por ello, el gobernador del Atlántico Eduardo Verano y el coordinador nacional de Reasentamiento Alexander Angulo Ordoñez, sostuvieron una reunión en la cual se destacó que se aplicará un nuevo modelo de viviendas de Asistencia Humanitaria, con el fin de dignificar la vida de las personas que resultaron damnificadas por la emergencia.

“El reasentamiento como lo quiere el Gobierno nacional es con dignidad y para que esto suceda se necesitan otras aristas porque se compraron 14 hectáreas inicialmente y se amplió a 65 ¿Esto a qué nos lleva? A que se haga la reconstrucción de Piojó», indicó Angulo Ordoñez.

Angulo señaló también que: “Están todos los terrenos listos a la espera de que la Alcaldía de Piojó realice la expansión urbanística que se requiere para hacer una reubicación. Hay una hoja de planeación establecida y tenemos una buena comunicación con la administración, así que esperamos que se genere la articulación necesaria para este proyecto”.

Entre tanto, el gobernador del Atlántico Eduardo Verano resaltó la importancia del trabajo que se está realizando con el Gobierno del Cambio y el presidente Gustavo Petro, para que la construcción de las viviendas sea una realidad.

“El objetivo es dignificar el bienestar de las familias damnificadas, no solo con la entrega de tierras para edificar sus viviendas, el impulso al desarrollo de proyectos sostenibles, sino garantizarles tratamientos psicológicos. Por eso, hay que entender con tiempo los apoyos que tenemos que otorgarle a la gente con su producción”, manifestó el mandatario departamental.

Cabe resaltar que fueron un total de $8 mil millones de pesos que se destinaron para la compra de tierras con el propósito de reubicar a las familias de Piojó, con la articulación del Gobierno del Cambio, la Gobernación del Atlántico y la Alcaldía de Barranquilla.