HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

´Los niños no deberían estar presos´

Una nueva polémica envuelve al presidente, Gustavo Petro, tras la difusión de un video en el que la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, anunció que una de las obras que se hicieron realidad en su administración no ha podido ser usada porque “va en contra de la política nacional”.

Se refería al centro de justicia penal restaurativa ubicado en Campo Verde, en la localidad de Bosa, el complejo más grande de su tipo en la ciudad.

“Se construyó para jóvenes que delinquen y tiene 200 cupos disponibles”, apuntó la alcaldesa.

Cuando la obra fue terminada se tomó la decisión de que fuera operada entre el Distrito y el ICBF. No obstante, la entidad le comunicó a la alcaldesa que “siguiendo la directriz de la política nacional no recibirá el complejo, porque su política no es que los jóvenes sean privados de la libertad”, según narró ella misma.

Aunque esto fue noticia a finales de septiembre –más exactamente el 28 de ese mes–, de repente se hizo viral y surgió nuevamente la discusión.

En ese entonces Petro y López habían recién superado una discordia por el tema de las transferencias monetarias, y se dieron cita en Kennedy para un consejo de seguridad, donde al momento de dar las declaraciones a medios López explicó lo sucedido y lo calificó como “otro amable desencuentro”.

“Bogotá lleva un año con ese establecimiento terminado, sin ponerlo a funcionar”, continuó diciendo. No obstante, vale aclarar el sitio no está destinado a privar de la libertad a los jóvenes, pues en su interior también tiene presencia institucional –con oficinas de la Comisaría de Familia, Fiscalía y Medicina Legal–, una ruta para atención especial a las mujeres que han sido víctimas de violencia y funciona una manzana del cuidado.

Aunque Petro no profundizó mucho en el tema, este martes, tras el resurgimiento de la polémica, comentó la invitación de un usuario de X, quien le pedía que visitara los centros de atención para adolescentes ubicados en Cali, Quibdó o Ibagué. En lugar de rechazarla, directamente el mandatario dijo: “En mi opinión los niños no deberían estar presos”./Colprensa