HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Einer Rubio, en la ´pelea´

Recta final de la edición número 106 del Giro de Italia. Ayer se corrió la etapa 18 de la Corsa Rosa, una corta pero exigente jornada entre Oderzo y Val di Zoldo. Dos puertos de primera categoría, dos de segunda y uno de cuarta marcaron el recorrido de 161 kilómetros de media montaña con final en alto. Filippo Zana se impuso en la subida hasta Palafavera y se quedó con el triunfo en línea de meta.

El Passo de la Crosetta, el primer ascenso del día, dio paso a una fuga de cinco corredores (Pinot, Zana, Paret-Peintre, Frigo y Gee). Mientras, en el pelotón, batallaban el Jumbo de Primoz Roglic y el Ineos de Geraint Thomas. Esa dinámica se mantuvo por gran parte de la fracción. El colombiano Santiago Buitrago quedó descolgado del grupo a 24 km de meta.

En el tramo final hubo dos batallas: la etapa y la general. Pinot y Zana sacaron ventaja entre los escapados y definieron al ganador del día en los últimos metros. El grupo de favoritos se rompió por un ataque de Roglic que pudo seguir Thomas. Joao Almeida, otro de los candidatos al título, cedió segundos; Einer Rubio también quedó relegado.

 

Zana se impuso en el sprint ante Thibaut Pinot y cruzó primero la línea de meta. Warren Barguil completó el podio de la jornada. Roglic y Thomas entraron, en ese orden, a un minuto, 56 segundos del ganador. Almeida terminó a 2′17′’, perdiendo tiempo valioso en la general con sus dos principales rivales.

Entre los colombianos, el mejor de la etapa fue Rubio, ocupando el puesto 17 a 3′16′’ de Zana. Buitrago entró en la posición 26 a más de seis minutos. No fue una etapa favorable para Fernando Gaviria, especialista en velocidad.

/ COLPRENSA

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más