HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Policía no sabe quién mató a los dos obreros

Los investigadores de la Policía del Magdalena se encuentran armando el rompecabezas que permita esclarecer el doble crimen de Wilmer Ospino Macías y Fernando Fidel Hidalgo Tena, quienes fueron ultimados a tiros en en la vía que comunica de Orihueca a Prado Sevilla, jurisdicción del municipio de Zona Bananera.  

Aunque las autoridades no han entregado una versión clara sobre estos asesinatos, se indicó que se desplegó búsqueda de los delincuentes en el sector y se continuarán realizando las coordinaciones con la Fiscalía, a fin de avanzar con esta investigación.  Igualmente, tienen a todos los investigadores judiciales dispuestos a revisar puntualmente cada uno de los detalles de este doble homicidio y poder dar captura de manera ágil e inmediata a los actos criminales que generaron zozobra en esta zona.

De igual modo, los uniformados de la Policía y unidades de investigación criminal se desplazaron al lugar, encontrando que familiares de las víctimas habrían trasladado los cuerpos hasta la vereda La Linda, jurisdicción de Guamal, donde se realizó la inspección técnica a cadáveres. “Se realizó inspección técnica a cadáveres, inspección del lugar de los hechos, entrevistas, labores de vecindario, a fin de lograr esclarecer los móviles que rodearon estos hechos”, agregó la institución policial.

Sobre la forma cómo ocurrió el doble homicidio, circuló la versión en el sentido que los hombres se movilizaban en una motocicleta color negro y rojo de placa EWG-44C, y en el trayecto fueron abordados por dos sujetos en un vehículo similar, de la que el parrillero desenfundó un arma de fuego y empezó a disparar de manera indiscriminada contra los que allí estaban.

Cometido el atentado, los individuos se dieron a la huida con rumbo desconocido sin que nadie los pudiera identificar, por cuanto portaban cascos de seguridad y huyeron a toda velocidad.

De inmediato, personas que se encontraban cerca a ese lugar auxiliaron a uno de los motociclistas que presentaba signos de vida, sin embargo, al llegar al centro asistencial cercano se percataron que ya no contaba con signos vitales, producto de los balazos mortales.

Los cuerpos fueron inspeccionados y llevados a la morgue de Medicina Legal y Ciencias Forenses de esta localidad, donde la mañana de ayer les practicaron la necropsia de rigor antes de ser retirados por sus familiares que les darán el último adiós, al tiempo que esperan resultados por parte de las autoridades a cargo del caso.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más