HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

El papa Francisco tiene bronquitis

A finales de noviembre, el papa también sufrió una bronquitis por la que tuvo que anular algunos de los actos y celebrar el ángelus en privado.

El papa Francisco afirmó ayer sábado que tiene «bronquitis» y prefirió que un colaborador leyese su discurso, con motivo de la inauguración del año judicial del Tribunal del Estado de la Ciudad del Vaticano, después de pasar varios días con gripe y acudir al hospital para unas pruebas.

´He preparado un discurso, pero como podeis ver, no soy capaz de leer debido a la bronquitis. Le pedí a (monseñor Filippo) Ciampanelli que lo leyera», dijo el papa con la voz afectada y que a pesar de ello ha mantenido su agenda de hoy, con varias audiencias además de la inauguración judicial.

Francisco, todavía cansado por la gripe que lleva padeciendo desde hace días, dirigió algunas palabras de saludo, pero luego dejó leer el discurso preparado a monseñor Ciampanelli.

En los últimos días, ese mismo colaborador fue el que leyó los discursos, aunque el papa mantuvo todos los actos previstos.

El secretario de Estado vaticano, el cardenal Pietro Parolin, confirmó que el papa «se encuentra bien» y las pruebas a las que se sometió en el hospital Gemelli de la isla Tiberina, en el centro de Roma, fueron «rutinarias» después de pasar varios días con gripe.

«El Santo Padre se encuentra bien, lo vi anoche, hizo una visita de rutina y me dijo que no tiene ningún problema y que también se ha recuperado de la gripe», aseguró Parolin en declaraciones a TV2000.

El pasado lunes, el Vaticano informó que persistían «los leves síntomas gripales, aunque sin fiebre», pero que por precaución se habían suspendido las audiencias previstas.

El pontífice sí celebró el pasado domingo el tradicional rezo dominical del ángelus asomado a la ventana del palacio pontificio y leyó con buena voz ante los miles de fieles reunidos en la plaza de San Pedro del Vaticano.

A finales de noviembre, el papa también sufrió una bronquitis por la que tuvo que anular algunos de los actos y celebrar el ángelus en privado, además de ser sustituido por un colaborador para leer sus discursos.

Para permitir su recuperación, el pontífice argentino anuló el viaje previsto a principios de diciembre a Dubái para participar en la cumbre del Clima.

Días después se recuperó totalmente, e incluso el ocho de diciembre acudió a la plaza de España al tradicional homenaje a la Virgen de la Inmaculada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más