HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Billboard-Sociales

Fieles devotos honran a la Virgen de los Remedios

Este dos de febrero con mucha fe, alegría y devoción se celebró el Día de Nuestra Señora de los Remedios y la feligresía samaria, visitantes e hijos adoptivos de esta ciudad, se unieron a esta fiesta religiosa, participando en la Santa Eucaristía que se realizó en la Catedral Basílica de Santa Marta.

La convocatoria que hicieron los miembros de la Cofradía de la santa patrona tuvo eco en la comunidad religiosa que asistió desde muy temprano al sagrado templo para honrarla con sus presencia y oraciones.

La Santa Eucaristía fue presidida por el párroco de la Catedral Basílica de Santa Marta, presbítero Jose Javier Garcerant Castro, quien estuvo acompañado de los sacerdotes Félix Lopez Escorcia, Mario Monsalvo y Moisés Garcia.

Al acto religioso, además de la comunidad en general, asistieron autoridades civiles y militares, quienes se encomendaron para recibir la protección de Nuestra Señora de los Remedios como es tradición.

En la ceremonia, el presbítero Jose Javier Garcerant Castro, entregó este importante mensaje:

“Los invito hoy a ustedes mis queridos hermanos, a que en los momentos difíciles de nuestra vida, en las tormentas que nos rodean interiores y exteriores, a veces, las tormentas más duras son las del corazón. Nadie ve las que uno sufre en silencio, y en las turbulencias del corazón, encendamos un cirio para que la luz de Dios disipe las tinieblas, el miedo, la angustia, las tristezas y que la Virgen sea la causa de nuestra alegría, fuente de consuelo y remedio a todas nuestras enfermedades, las del alma y las de nuestro cuerpo”.

De igual forma, el sacerdote solicitó a la comunidad congregada en la Catedral lo siguiente: “Quiero pedirles que sigan fortaleciendo esta devoción, que estas hermosas tradiciones no se pierdan. No dejemos que se apague la fe, el amor y la esperanza, y el gran amor hacia la Virgen María, reina y señora del Universo, reina y señora de los hogares samarios, reina y señora de nuestros corazones, que con su intersección nos traiga la paz y el progreso a nuestra ciudad”.

Cabe destacar que en esta Santa Eucaristía, todos los asistentes recibieron un cirio o velas que fueron entregados por los miembros de la Cofradía de Nuestra de los Remedios, teniendo en cuenta su significado:

“Se cuenta en historias y hechos soportados por muchos feligreses que la mejor muestra del fervor y milagro de la vela de la Virgen de los Remedios es cuando ésta es encendida ante las amenazas de fuertes tormentas, en cada hogar, lo que hace amainar y calmar el fenómeno climático. Sin duda el 2 de febrero es considerado un día para reforzar la fe y confianza a esta bella Virgen, autora de innumerables beneficios y milagros”.