HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Nicolás Petro, a juicio desde abril

Le falló la estrategia a la defensa que pretendió anular todo lo actuado por la Fiscalía.

La Fiscalía General de la Nación acusó formalmente a Nicolás Fernando Petro Burgos, el hijo mayor del presidente Gustavo Petro, por los delitos de enriquecimiento ilícito y lavado de activos, los cuales habría cometido mientras fue diputado del Atlántico y una ficha clave del Pacto Histórico en el caribe.

El primogénito de la familia presidencial intentó colaborar con la justicia en agosto, cuando, luego de ser capturado, el fiscal Mario Burgos le señaló cuáles eran los hechos jurídicamente relevantes mientras estuvo detenido en el búnker de la Fiscalía de Bogotá junto a su expareja y principal testigo en contra, Daysuris Vásquez Castro.

Sin embargo, actualmente niega todo lo que en su momento admitió. De hecho, este jueves su defensa intentó argumentar que la imputación del año pasado debía ser anulada por supuestas fallas de la Fiscalía al no explicar un nexo que relacionara la posición de Nicolás Petro como funcionario público y el presunto enriquecimiento ilícito.

Esa postura fue rechazada por el fiscal Burgos, la procuradora Margarita Salas y, el juez Hugo Carbonó. Para el fiscal y la delegada del Ministerio Público, la única labor de la Fiscalía es probar que Petro tuvo más dinero en sus arcas del que oficialmente debería. Para el juez, esta no es la etapa procesal para tumbar una imputación.

La tesis de la Fiscalía, que desde el 29 de abril empezará a defender en un juicio, es que puede demostrar que Petro incrementó ilegalmente su patrimonio, pues tuvo compras extravagantes por valores que superaban sus ingresos como miembro de la Asamblea, las cuales permitirían demostrar, a su vez, el delito de lavado de activos.

Mario Burgos remarcó que Nicolás Petro tuvo un incremento de más de $1.053 mil millones de pesos. Esa cifra, según el ente acusador, «no es producto de su labor como diputado». «Al no haber reportado otra actividad económica legal y regular que le genere ingresos, ni apalancamiento financiero, esto se reputa como un incremento injustificado», señaló.

«Y lo es», insistió Burgos, «porque estos (ingresos) no son el resultado de su trabajo, sino de los constantes ingresos clandestinos de dinero desde mayo de 2021 hasta finales de 2022 recibidos en efectivo» por parte de Samuel Santander Lopesierra, ‘El Turco’ Hilsaca, Óscar Camacho y otras personas que buscaban financiar la campaña de Gustavo Petro.

El 29 y 30 de abril, por orden del juez segundo de conocimiento de Barranquilla, se desarrollará la audiencia preparatoria, en la que ambas partes —Fiscalía y defensa— definen cuáles son las pruebas y los testimonios que serán debatidos en el juicio, que, parece, se extenderá por buena parte de este 2024.

Petro Burgos tendrá que afrontar las etapas siguientes de este proceso penal en su contra luego del fracaso de las negociaciones que intentó adelantar con la justicia desde agosto del año pasado, cuando públicamente en una audiencia dijo que le contaría «al país» cuál es «la verdad» de los delitos imputados a él y a su expareja Day Vásquez.

SE VIENE OTRA IMPUTACIÓN

Nicolás Petro se expone a una sentencia condenatoria por lavado de activos y enriquecimiento ilícito, y ahora se conoce que podría agregarse un nuevo delito.

La Fiscalía General de la Nación llamaría a una nueva imputación de cargos al hijo mayor del presidente de la República, Gustavo Petro, esta vez por la presunta falsificación de declaraciones de renta.

El anuncio lo hizo el fiscal del caso, Mario Burgos, durante la lectura del escrito de acusación contra el exdiputado del departamento del Atlántico.

En el documento, que tiene más de 80 páginas y con el que fue llamado a juicio oficialmente, se narra que tanto Daysuris del Carmen Vásquez Castro y Nicolás Petro Burgos, al parecer, habrían falsificado las declaraciones de renta para esconder las propiedades que se habrían adquirido de manera presuntamente ilegal.

“Incluso el señor Nicolás Fernando Petro Burgos, o sea usted, a través de la señora Daysuris del Carmen Vásquez Castro, justificó mediante certificaciones falsas que estas serán objeto de otras imputaciones su señoría, emitidas por el proyecto ‘Sziget Beach House-Casa Kicsi’ el patrimonio reseñado en su Declaración de Renta para los años 2020 y 2021 por $49.300.000 y $100 millones de pesos respectivamente”, dijo Burgos.

El hijo mayor del jefe de Estado se expone a una condena que oscila entre 9 y 15 años, por los delitos de lavado de activos y enriquecimiento ilícito.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más