HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Fiscal ascendido a delegado fue destituido tras grabación en comprometedora conversación

En la grabación revelada por El Reporte Coronell, el fiscal Paulo Xavier Romero utiliza expresiones como “¿Cuánto me va a dar?”, “¿Qué me va a dar?”, “¿Cuándo le hago llegar las hojas de vida?”, “Necesito que le ayuden allá en el Concejo y usted conmigo acá en Fiscalía”.

Julio Sánchez Cristo confirmó en La W que Paulo Xavier Romero Julio, nombrado hace unos meses fiscal séptimo delegado ante la Corte Suprema de Justicia, fue destituido de su cargo después de que El Reporte Coronell revelara los detalles de la grabación de una comprometedora conversación en la que participó.

Posteriormente, a través de un comunicado, la Fiscalía General de la Nación confirmó que, “ante la gravedad de los hechos revelados a través de una investigación periodística, los cuales fueron conocidos por la Fiscalía el día de hoy, se dio por terminado el encargo que cumplía el doctor Romero Julio en la Fiscalía Séptima Delegada ante la Corte Suprema de Justicia”.

El ente acusador agregó que se harán las compulsas de copias a las instancias competentes para que “se investigue penalmente el actuar del doctor Romero Julio mientras se desempeñó como fiscal de la Seccional Bolívar en 2016″, así como “otras conductas que podrían constituirse en delito y se derivan de su encargo transitorio en la citada fiscalía delegada ante la Corte Suprema de Justicia”.

Finalmente, la Fiscalía advirtió que rechaza “cualquier acto que ponga en duda la dignidad y la honra de la administración de justicia”. También reiteró “el compromiso de velar por el correcto actuar de sus funcionarios y proceder con determinación ante cualquier comportamiento que vaya en contravía de principios inquebrantables como la transparencia y la legalidad”.

Los hechos que enlodan a Romero Julio se remontan al año 2016, cuando la Fiscalía estaba investigando lo que llamó en su momento “una empresa criminal” para conseguir puestos, dádivas y recursos en Cartagena. Entre las ilegalidades estaba la elección irregular de la contralora de la ciudad Nubia Fontalvo y el reparto de puestos para lograrlo.

Una de las evidencias más importantes del proceso fue una grabación entre el concejal conservador Jorge Alonso Useche Correa y el entonces fiscal seccional número 17 de Cartagena Paulo Xavier Romero Julio.

En la llamada, llena de palabras de grueso calibre, el concejal le dice al fiscal Romero que “no se dejaron robar la Contraloría” y el fiscal le pide puestos al concejal.

El fiscal Paulo Xavier Romero utiliza expresiones como las siguientes: “¿Cuánto me va a dar?”, “¿Qué me va a dar?”, “¿Cuándo le hago llegar las hojas de vida?”, “Necesito que le ayuden allá en el Concejo y usted conmigo acá en Fiscalía”.

Tras revelarse esta conversación, el concejal Jorge Alonso Useche Correa fue capturado. Pasó un año en la cárcel y salió por vencimiento de términos. Sin embargo, a Romero, al otro participante de la conversación, no le pasó nada. En cambio, el fiscal general Francisco Barbosa lo nombró este año en uno de los puestos más altos de la entidad: como fiscal séptimo delegado ante la Corte Suprema de Justicia.

Los fiscales delegados son los de más alta jerarquía después del fiscal y el vicefiscal. Además de ser los mejor remunerados, reciben salario de magistrado de alta corte. Son solo doce.

/La W

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más