HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Ampliar la oferta de gas

La incertidumbre que está afrontando hoy el sector gasífero es producto de la falta de reacción y acción por parte de los gobiernos anteriores, que no definieron una clara ruta para el futuro del gas natural en Colombia. Por años, insistimos incansablemente en la necesidad de priorizar este tema en la agenda nacional, sin obtener la respuesta esperada y hoy estamos sufriendo las consecuencias.

Con el riesgo de la escasez pisándonos los talones, la crisis por la restricción de gas en el sector industrial de la Costa Caribe, a causa de la caída de la producción de los pozos operados por la canadiense Canacol Energy; las estimaciones cada vez más reducidas y un Fenómeno de El Niño que arrecia, la situación no da espera. En este contexto, Promigas realizó un estudio en el que se estimó que frenar la exploración de gas natural en medio de la transición energética, le costaría al país más de 112 billones de pesos. Una cifra escandalosa.

La reciente contingencia desencadenada en la región Caribe y sus fuertes efectos económicos, son una clara señal de la necesidad que hay, de apostarle al fortalecimiento de la industria interna, priorizando la exploración y explotación de los abundantes recursos que existen costa afuera y en tierra. Es que al compartir la matriz con otras fuentes de energías convencionales y no convencionales, el gas natural se ha convertido en el respaldo principal de nuestro sistema eléctrico, fundamental para la transformación energética de Colombia.

Los descubrimientos realizados en los últimos años luego de las exploraciones Offshore han sido históricos para el país. Nunca antes la industria se había concentrado en impulsar la exploración de esta manera y con tan buenos resultados, razón por la cual se generaron grandes expectativas para el sector energético. Sin embargo, en estos momentos tenemos una industria que, para continuar potenciándose, requiere del impulso y apoyo de un gobierno que garantice procesos competitivos y la seguridad en las operaciones.

Concentrar los esfuerzos en el desarrollo de provincias gasíferas en el Caribe colombiano es a lo que debe apuntar el gobierno para ampliar la oferta de gas en el mediano plazo, y lograr ese aumento significativo que se necesita en el nivel de las reservas. Construir sobre lo construido y seguir fortaleciendo el sector, a través de planes de crecimiento, exploración, y explotación, sobre todo potenciando al gas natural como combustible clave, es determinante para garantizar nuestra autosuficiencia energética.

El país demanda una clara política energética que defina tanto el futuro de las actividades de exploración y explotación de hidrocarburos, como las estrategias para asegurar la soberanía energética. Hay que alejar el riesgo de escasez de gas natural, fortaleciendo la oferta interna, de tal manera que se garantice el abastecimiento total de la demanda en las diferentes regiones. En manos del gobierno del presidente Gustavo Petro se encuentra la seguridad y confiabilidad del sistema energético del país.

*Senador

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más