HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Octubre 29

Por

FERNANDO

CEPEDA ULLOA*

La reciente encuesta de Invamer abre el proceso de predicciones sobre el resultado probable de la elección subnacional de octubre. El expresidente Andrés Pastrana ha hecho una muy oportuna advertencia sobre la particular importancia de este proceso electoral. Es que en esta ocasión, estamos definiendo algo más que quienes son los gobernadores, alcaldes, diputados, concejales y ediles.

Realmente lo que está en juego es la reafirmación del resultado de la elección presidencial de 2022. Algunos esperarían que se ratificara con creces el triunfo del Pacto Histórico. Así debería ocurrir si más de un año de ejercicio de la presidencia hubiera satisfecho expectativas de buen gobierno que muchos abrigaron. Pero el desencanto ha sido bastante grande. Se critica el estilo, la retórica confrontacional, la inestabilidad en los altos cargos, la ausencia de ejecutorias, incluida la muy precaria del Presupuesto Nacional.

La situación era preocupante para el Pacto Histórico desde los primeros meses de este año. Luego, la difusión de la groserísima conversación entre dos altos funcionarios, generó un ambiente muy negativo, que se ahondó con las declaraciones de familiares muy cercanos al Presidente. Las dudas sobre el impacto en la opinión pública se desvanecían y las especulaciones sobre lo que podría pasar en las elecciones de octubre adquirían un tono bastante negativo para la coalición petrista de gobierno. El que se puso en evidencia en esa grosera grabación. El expresidente Pastrana ha dicho una contundente verdad.

No todo está decidido. Dos meses de campaña pueden ser determinantes. Para muchos, la competencia electoral no ha comenzado. No sé si Invamer preguntó si el voto de los que opinaron ya estaba decidido o si había espacio para otras opciones.

En una ciudad como Cali sorprende que los votantes no aprecien el significado de una candidatura como la de Alejandro Eder. Su formación intelectual del más alto nivel, su desempeño como funcionario público comprometido con las negociaciones de paz de por lo menos dos gobiernos y su tradición familiar de eminente servicio a Cali y al país y, ahora, su deseo de ayudar a reparar un centro urbano que alguna vez fue modelo de civismo… Cali que ha sido una víctima preferida de las guerrillas.

En Bogotá uno deplora que una trayectoria como la del exsenador y aspirante presidencial, Jorge Enrique Robledo, representante de una izquierda seria, combativa y enmarcada dentro de nuestras tradiciones jurídicas, no obtenga el respaldo que tiene bien merecido.

Es hora de abrir los ojos y de prepararse para votar en una elección clave para nuestro presente y futuro. La vigencia de la democracia está en juego. Votar con ligereza, sin reflexionar sobre el presente y el futuro es un gesto de gran irresponsabilidad. Y se paga muy caro. Cada voto cuenta. Por eso se suman. Y el resultado dice quién ganó, pero también quién perdió. Es que hay ganadores que están resucitando el viejo y superado sectarismo partidista, por eso ahora perder tiene un significado diferente del que se establece en la Constitución, el gobernante gobierna en nombre de todos y para todos.

*Exministro de Estado

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más