HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Buscan construcción de paz desde la cárcel

Con el fin de erradicar la extorsión y estafas desde la cárcel Rodrigo de Bastidas de Santa Marta, se estableció una mesa de diálogo, de la mano del Comité de Derechos Humanos y de Paz, en aras continuar con el proceso de resocialización, y asimismo, de encontrar una segunda oportunidad para los reclusos, frente a la sociedad y a las instituciones del Estado.

En este encuentro estuvieron presentes, miembros del Ejército, Policía Metropolitana, Defensoría del Pueblo y Procuraduría, con el propósito de establecer actividades de sensibilización para darle fin a estos delitos que agobian a la comunidad samaria.

“Creemos que vamos por buen camino y lo estamos logrando en cuanto a este establecimiento, las fuerzas públicas lo saben, por sus trabajos de campo. Queremos seguir avanzando de manera total para luchar contra este flagelo que amenaza no solo a la ciudad, el departamento, sino al territorio nacional”, indicó Jair Manjarrez, director del centro carcelario de Santa Marta.

Es de notar que a través de estrategias de neutralización, se busca identificar los grupos de extranjeros que están haciendo parte de este accionar en la región.

“Si no logramos determinar los actores extranjeros que están siendo protagonistas de estos actos delincuenciales, puede influir en el proceso de manera negativa, ya que al no tener claro esto, creará desconfianza entre la sociedad, el gobierno, los grupos armados que están haciendo parte de estos diálogos, buscando el fortalecimiento de la paz en el país. Existe un interés común de todos los que hacemos hoy parte de esta mesa de diálogo”, afirmó Manjarrez.

De igual forma, dentro de la mesa se establecieron temas enfocados en el abordaje a pandillas y la sensibilización de jóvenes a la sociedad, en el cual se evidencia una creciente confrontación entre este sector juvenil, el cual ha venido manifestando su inconformismo, de manera violenta, ante la falta de tejido social por parte del gobierno, según varios testimonios. Es por esto que a través de estos diálogos de paz se busca ponerle fin a esta enemistad, que incitan al vandalismo, la barbarie, agresiones y desmanes.

Asimismo, se propuso establecer programas de reciclaje para la paz en asocio con la Fuerza Pública con el propósito de construir tejidos sociales, a través de un trabajo articulado entre las personas privadas de la libertad y la comunidad en general, generando así encuentros para la reincorporación de los reclusos en la sociedad.

A su vez, se propuso la creación de programas de empleabilidad y cooperativismo como una alternativa a cerrarle la puerta al delito, a través de una economía solidaria entre las personas privadas de la libertad, para de esta manera lograr una estabilidad financiera, las cuales afianzan la estabilidad del post-penado y ayudan también en el proceso resocializador.

Es así como a través de mesas de diálogos desean erradicar la extorsión y estafas por parte de los recursos, así como también contribuir a la empleabilidad, seguridad y reconciliación, al igual que la mitigación del calentamiento global como factores aportantes a la paz y a la sensibilización general para lograr la misma.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más