HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Como para ripley

Esto que nos está sucediendo en el departamento del Magdalena es como para no parar de hacerse cruces. Se conoce de la existencia de una vía de concesión departamental a su cargo, que lleva a preguntarnos y por ende elevar los reclamos correspondientes, sobre la base que los ingresos que ha generado y genera son para nuestra unidad territorial, además de tenerse conocimiento que han sido sumas real y verdaderamente considerables que bien pudieran tasarse en billones de pesos, y no sabe nadie donde están, que se ha hecho con ellas, en que se han invertido, cuál ha sido su beneficio público, que obras se han adelantado; por lo que constituye el hecho un tema neurálgico de gran significación, importancia, actualidad, envergadura y relevancia manifiesta, toda vez que no puede ser, si ello está sucediendo como se comenta y existen indicios a decir de muchos, que a espaldas de los magdalenenses se den estas aberraciones de corrupción administrativa pública, que ameritarían, y como tal lo exigen enhorabuena, investigaciones de fondo que lleguen hasta las últimas consecuencias por parte de los entes de control y judiciales pertinentes.

Sobre este especial particular, difundí un twitter en días pasados en el que expresaba: “El doble cobro de peajes de Ciénaga a Barranquilla es injusto y exagerado para los del Caribe. ¿A propósito, que se hace con los dineros recaudados y quien lo recibe?”. Inquietud que viene a cuento, toda vez que no se conoce, ni siquiera parcialmente, nada del rumbo de esos recaudos, de los que hay certeza legislativa corresponden al departamento del Magdalena.

Grave también en alto grado, que igual se esté comentando en ciertos círculos institucionales del departamento, como en escenarios públicos y privados, que buena parte de esos que deberían ser sagrados recursos públicos, van a ser utilizados a todo para seguir refrendando y afianzando el posicionamiento de quienes hoy ostentan el poder en el gobierno del Magdalena y Alcaldía de Santa Marta, cargos a los que bajo ningún punto de vista han pensado en “renunciar”, y menos aún a la primera magistratura de la ciudad capital del departamento, por cuanto será la ciudad de Bastidas, objeto de la atención regional, nacional e internacional de cara a lo que van a significar sus quinientos (500) años de fundada en cuanto a protagonismos y respecto de los muchos logros presupuestales a su haber, resultado de lo que se estila en esta clase de conmemoraciones de orden histórico.

Repito, y ojalá me equivoque, no puede ser que esté sucediendo a nuestras espaldas y la del país entero esta clase de inexcusables e imperdonables actuaciones, lo que sería sin lugar a ningún género de duda, un acto infame de corrupción. No puede ser que el departamento, asfixiado por una y más razones de negligencia y demostrado abandono gubernamental, su actual gobierno, haciendo caso omiso de lo cual, haga uso de esos dineros, que de manera ingente hayan entrado a las arcas erarias del departamento y no tengamos registro de las mismas. Quiero estar equivocado. Y en relación a lo que se ha venido comentando en voz baja, ojalá no corresponda a una verdad verdadera. De ser cierto, que la justicia en toda su majestad decida cómo debe y tiene que ser y no como hasta hoy nos ha sucedido y viene sucediendo en el departamento. Amanecerá y veremos.

*Jurista.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más