HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Prohibir las peleas de gallos en Santa Marta piden animalistas

La prohibición de las peleas de gallos en Santa Marta, motiva el nuevo llamado de atención de los defensores de los derechos de los animales. La consideración tiene una doble connotación, una ligada al maltrato de estas aves durante los eventos; y la otra, asociada a una razón sanitaria, según el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), en el país hay amenazas de gripa aviar, una patología de fácil contagio entre estas especies.  

Lorenzo Bonilla, abogado y animalista, llamó le comunicó a la opinión pública precisando que este ‘deporte’ se está dando sin ningún control por parte de las autoridades distritales. Las galleras, sitios de apuesta durante las contiendas, están funcionando como ruedas sueltas. La crítica insta a las autoridades a que, si bien hay una laguna jurídica a nivel nacional sobre este particular, en aras de velar por la salud pública de la ciudad, estos espectáculos deben ser cancelados.

“Tenemos una preocupación muy grande y es que por medio de una respuesta que se brindó el año pasado por parte de la Secretaría de Gobierno, que es la mesa técnica en materia de protección animal en el distrito, ellos nos informaron que no tienen competencia para hacer inspección, vigilancia y seguimiento a estos lugares donde se presentan peleas de gallos, es decir, que en Santa Marta, no evidenciamos  ningún control o alguna dependencia encargada de hacer el cumplimiento a estos lugares donde se dedican al maltrato animal”, aseguró Bonilla.

El documento al que hace alusión el jurista fue radicado en mayo del 2022, y en este se responde que en la capital del Magdalena “no existe regulación distrital referente a estos eventos”, pero que como administración han adelantado acciones pedagógicas enfocadas “en la tenencia responsables y maltrato animal que se realizan en la comunidad, durante las Ferias de la Equidad y en Instituciones Educativas… Las peleas, las cuales a pesar de no tener una prohibición por la legislación colombiana, constituyen perjuicios que afectan el bienestar de los animales, por lo que se hace importante la educación para no promoverlas”.

Bonilla rechaza que “la alcaldía nos informe que no hay ninguna regulación de parte del distrito, es decir, una regulación clara de parte del Concejo. En la actualidad en Cámara de Comercio se muestra que hay dos lugares que se dedican a esta actividad. Son lugares a los que nadie vigila”.

Los animalistas han afirmado que tampoco “hay ningún tipo de control en el cumplimiento de las normas sanitarias, porque hay que recordar que estos son juegos de azar, entre comillas, y deben pagar unos impuestos. Asimismo, los protocolos de bienestar animal hacia estos gallos, que son colocados para que puedan pelear”.

Bonilla insiste que a “nivel nacional hay una circular del ICA donde ordena a los alcaldes y gobernadores, suspender todo tipo de peleas de gallos porque hay una propagación de la gripa aviar. Por este lado también está suspendido el tema”.

Esta denuncia fue elevada a la esfera nacional para que congresistas como Andrea Padilla Villarraga, fiel opositora de los eventos taurinos y quien le ha seguido la pista a las denuncias de maltratos y sobrepoblación de perros y gastos en Santa Marta, promuevan acciones para frenar los encuentros gallísticos.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más