HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Petro ya habló con EE.UU.

Por medio de su cuenta de Twitter, el presidente electo del Pacto Histórico, Gustavo Petro, informó que en la tarde de este lunes sostuvo una conversación telefónica con el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken. 

La conversación que duró aproximadamente 20 minutos se da después de que el mismo Blinken hubiera felicitado a Petro por su triunfo.

“He mantenido una conversación telefónica durante 20 minutos con el secretario de Estado de los EE. UU, Antony Blinken. Me expresó sus congratulaciones por nuestra elección y dialogamos sobre el proceso de paz y las acciones contra el cambio climático en nuestro continente”, aseguró Petro en su cuenta de Twitter.

Por la misma red social, el secretario había felicitado a Petro y le manifestó su interés de continuar con las buenas relaciones que ha mantenido Colombia y Estados Unidos en los últimos años.

“Felicitaciones al pueblo colombiano por ejercer su derecho al voto y reafirmar la fortaleza de su democracia. Esperamos continuar nuestra sólida relación con el presidente electo Gustavo Petro y construir un hemisferio más democrático y equitativo”, expresó Blinken.

¿QUÉ PLANTEA PETRO? 

Sobre el trato de Gustavo Petro con Estados Unidos hay ruidos, pero el secretario de Estado Anthony Blinken ya dijo que está presto a mejorar la relación bilateral. De hecho, el presidente electo de Colombia habló de reorganizar un diálogo con el país norteamericano.

El presidente electo puso en la agenda la posibilidad de renegociar el Tratado de Libre Comercio (TLC) con ese país, según él, solo si las dos partes están de acuerdo; ha sido un crítico de la relación bilateral que este domingo cumplió 200 años.

Pero hay un antes y un después entre el Petro que ejercía como senador y candidato y el que se juramentará el 7 de agosto, con un discurso más amable con el capitalismo y el multilateralismo.

Es probable que designe a Luis Gilberto Murillo –exministro de Ambiente y exfórmula vicepresidencial de Sergio Fajardo– como embajador de Colombia en Washington. Murillo, un ingeniero nacido en el Medio San Juan de Chocó, se reunió con empresarios estadounidenses este año, antes de la primera vuelta, y se perfila como el posible reemplazo de Juan Carlos Pinzón, quien renunció al conocer la victoria de Petro, pero con una dimisión que apenas se hará efectiva el 6 de agosto.

En la oficina de Estados Unidos en Bogotá también se avizoran cambios. Francisco Palmieri está como embajador encargado y el Congreso de ese país debe designar a un nuevo diplomático que podría ser Jean Elizabeth Manes.

Antes de dejar la Embajada, Philip S. Goldberg dejó claro que la Casa Blanca estaba presta a tener relaciones con quien llegara a la Casa de Nariño, un mensaje que reiteró Blinken horas después de que se confirmará el ascenso de Gustavo Petro al poder.

Petro en su discurso de triunfo propuso un nuevo “diálogo entre las Américas” y planteó que la diplomacia de Colombia se reenfoque hacia el cambio climático. Entre sus líneas está la promesa de liderar el latinoamericanismo.

¿Y VENEZUELA? 

Muchos han hablado de la relación del presidente electo, Gustavo Petro, con el gobierno de Maduro y se han llevado sus propuestas hacia el lado del catrochavismo. Y siendo esta la primera vez que Colombia tiene una administración de izquierda, la pregunta de algunos se centra en las relaciones diplomáticas que se mantendrán con el país vecino.

Ayer la Cancillería de Venezuela se pronunció ante la victoria de Petro a través de un comunicado y aseguró que están dispuestos para restablecer las relaciones bilaterales.

«El gobierno bolivariano de Venezuela expresa la más firme voluntad de trabajar en la construcción de una renovada etapa de relaciones integrales por el bien común de la nación que compartimos amparadas en dos Repúblicas soberanas, cuyos destinos no podrá ser jamás la indiferencia sino la solidaridad, la cooperación y la paz de pueblos hermanos”, expresa.

Recordemos que las relaciones políticas y diplomáticas entre Venezuela y Colombia se rompieron en febrero de 2019, tras el reconocimiento como presidente interino de Venezuela al opositor Juan Guaidó por parte del presidente Iván Duque.

Hasta el momento el presidente electo no ha hecho ningún pronunciamiento al respecto, pues en su primer discurso este domingo no hizo referencia a ello. /Colprensa  

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más