HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Siete personas muertas y familias desplazadas por grupos armados

Al menos siete personas murieron y 35 familias indígenas fueron desplazadas en una nueva masacre registrada el pasado 25 de diciembre, esta vez en el Resguardo Bellavista, Pueblo Indígena Murui, ubicado en el municipio de Puerto Leguízamo, departamento de Putumayo.

Según informó este jueves la Defensoría del Pueblo, los siete hombres asesinados fueron encontrados el pasado 25 de diciembre y las familias de la comunidad indígena llegaron como desplazadas al casco urbano de Puerto Leguízamo.

La Asociación de Autoridades Tradicionales y Cabildos de los Pueblos Indígenas del Municipio de Leguízamo y Alto Resguardo Predio Putumayo (ACILAPP), informó que los hechos ocurrieron sobre las 3:00 de la tarde del pasado sábado cuando un grupo armado incursionó en la zona.

En total, un aproximado de 120 personas resultaron desplazadas entre ellas se encuentra la autoridad política y autoridad ancestral. “Dejando a la comunidad y su territorio desocupado, desprotegido y abandonado”, señaló la ACILAPP.

Además, señalaron que desde el momento de los hechos hasta el pasado 28 de diciembre no se ha realizado el respectivo levantamiento de los cuerpos.

“La no atención inmediata por la institucionalidad competente para el restablecimiento del goce pleno de los derechos vulnerados frente a los hechos presentados”, también se lee en la denuncia.

La Defensoría del Pueblo informó que la Regional Putumayo y las Delegadas de Movilidad Humana están adelantando una misión humanitaria en la zona.

Por su parte, las Fuerzas Militares anunciaron en las últimas que horas que adelantan un consejo de seguridad extraordinario con los comandantes de todas las Fuerzas orgánicas y autoridades civiles para atender la situación presentada en zona rural de Puerto Leguízamo.

Según Comando Conjunto N3 Suroriente del Ejército Nacional, los hechos se habrían presentando en una confrontación armada entre integrantes de los grupos armados organizados Residuales Estructura 48 Comando de Frontera y la estructura Carolina Ramirez, quienes se disputan el control de las rutas del narcotráfico en esta región del país.

Los siete cuerpos sin vida al parecer pertenecen a integrantes de estos grupos armados.

/Colprensa

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más