HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

´No bañarse de noche en el mar y no usar las playas´

En las playas de Santa Marta y de otras ciudades de la región Caribe colombiana hay alarma total por la presencia de la especie marina ‘fragata portuguesa’, la cual ha puesto en evidencia que se encuentra en ciertas cantidades razón por la cual las autoridades marítimas, de salud y ambientales,  han encendido las alarmas dado que se trata de una especie altamente peligrosa para los seres humanos.

Por tal razón el epidemiólogo Dagoberto Vargas indicó que la comunidad samaria debería abstenerse de bañarse en las playas en horas nocturnas, debido a que la especie animal confunde al bañistas con la presa y lo envuelve con sus tentáculos, produciendo cargas eléctricas, logrando que el veneno circule por la sangre, llegando al cerebro, generando en muchas ocasiones paro respiratorio o cardíaco, en menos de dos minutos.

Vale destacar que, esta especie es conocida también como “aguamala”, esta criatura posee tentáculos cargados de veneno, capaces de causar dolor intenso y enrojecimiento al contacto con la piel.

A su vez, las corrientes marinas favorecen su desplazamiento hacia la costa, aprovechando su vela gelatinosa de hasta 30 centímetros de longitud.

Al respecto, la autoridad en salud, marítima y ambiental Dadsa, enfatizan en la importancia de reconocer las características de la ‘fragata portuguesa’, especialmente debido a que cuentan con tentáculos equipados con cápsulas urticantes, diseñados para capturar presas de hasta 10 metros de tamaño. Por ello, se insta a los bañistas a estar en alerta.

De acuerdo con el Ministerio de Salud, la fragata portuguesa provoca severos daños, sea con ejemplares vivos o muertos. Ante una picadura o contacto, se comenzará a sentir un dolor intenso, similar a una quemadura, además de enrojecimiento en la piel, desde el Centro de Información Toxicológica indican además que la persona que es víctima del veneno de esta especie puede generar síntomas como erupciones o edemas, náuseas o vómitos, calambres o espasmos, confusión, cefalea o mareos, broncoespasmos y arritmia o disnea.

Por lo anterior, las autoridades de salud recomiendan medidas como no bañarse ni jugar en el agua de noche, asimismo no tocar una fragata portuguesa, ni en el mar ni en la playa y caminar en la arena usando ropa y zapatos, debido que son tóxicas vivas o muertas.

CONSEJOS DE CORPAMAG

Por su parte, las autoridades ambientales en Santa Marta ratificaron la alerta, por la presencia de la especie marina ‘fragata portuguesa’ en dos de sus playas: Taganga y Pescaíto.

Esta es una especie altamente tóxica que genera múltiples complicaciones de salud a quienes la tocan o tienen contacto accidental con las mismas.

“Estas falsas medusas tienen un sistema de defensa muy potente, unos tentáculos de más de 20 metros, entonces se hace un llamado a que estén alertas, si se ven en la superficie del mar se indica que a los 20 metros a su alrededor, pueden existir unos tentáculos que pueden generar graves afectaciones”, dijo Julieth Prieto, bióloga marina de Corpamag.

De acuerdo con la autoridad ambiental, la fragata portuguesa es un animal carnívoro marino, familiar de los corales y anémonas, que se caracteriza por su llamativo color púrpura y fucsia, suele encontrarse en aguas oceánicas cálidas y visita las aguas del Caribe colombiano durante la época seca, con la migración de muchas especies.

 

Son reconocidas por su hermosura y potencial toxicidad ya que su estrategia de defensa y alimentación involucra captura de presas, a través de sus tentáculos que pueden llegar a medir 10 metros aproximadamente, los cuales están provistos de células urticantes denominadas cnidocitos que se liberan y se adhieren a la piel y puede inyectar una toxina proteínica que puede paralizar a un pez grande y afectar seriamente al ser humano.

Los síntomas que se presentan al entrar en contacto con esta medusa es sensación de quemadura extrema en la piel, taquicardia, náuseas, daños en el sistema nervioso y espasmos en las extremidades

Teniendo en cuenta su alta toxicidad, Corpamag recomienda a los bañistas no tocar los tentáculos de la ‘fragata portuguesa’, así crea que está muerta; abstenerse de nadar cerca de ella, no frotar o rascar la piel, caminar en la arena usando ropa y zapatos, no utilizar vinagre para tratar la zona afectada y acudir inmediatamente al centro médico más cercano.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más