HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Billboard-Sociales

“Vivamos con alegría el Tiempo Pascual”

Con mucha alegría los feligreses samarios y turistas que se encuentran en la ciudad celebraron el Domingo de Pascua y todo lo que representa para la Iglesia Católica la Resurrección de Jesús.

Una de las procesiones que más llamó la atención con la imagen de Jesús Resucitado fue la que realizó ayer la Catedral Basílica de Santa Marta, la cual comenzó a las 6:30 de la mañana y recorrió varias calles del Centro Histórico, mientras que los fieles devotos cantaban aleluya, aleluya… y aplaudían durante el recorrido, con el liderazgo del sacerdote Isidro de Jesús Castro Duque.

En el marco de esta celebración, monseñor José Mario Bacci Trespalacios, Obispo de la Diócesis de Santa Marta, entregó el siguiente mensaje:

“Jesucristo ha resucitado, esa es la alegre noticia que desde la mañana de la Pascua resuena en el corazón de todos. La Iglesia portadora de esta noticia la anuncia a todos con gozo y decisión para que en el mundo, a veces tan convulsionado y contradictorio, esta palabra de esperanza abra los corazones a un futuro mejor, que nuestros sueños sean posibles, porque la Pascua de Jesucristo nos comunica su fuerza y nos da un nuevo aliento, que en las familias, que en nuestro país y en el mundo entero, sintamos que el aire fresco de esta noticia Pascual también renueva nuestros propósitos de vida, de solidaridad y de ayuda recíproca para que seamos como hombres y mujeres de la Pascua, fermentos de una nueva humanidad, semilla de una humanidad que renace. Vivamos con alegría el Tiempo Pascual, abracémonos unos y otros en la alegría de la Resurrección del Señor y que dispongamos nuestra existencia para transformar la alegría pascual en compromiso por el bien de todos”.

¡ALELUYA!, ¡HA RESUCITADO!

Monseñor José Mario Bacci Trespalacios, sacerdotes y agentes de pastoral, durante la Cuaresma y la Semana Santa, invitaron al Pueblo de Dios que peregrina en la Diócesis de Santa Marta, a la conversión. Este ha sido un tiempo especial en el cual los creyentes han prolongado la oración, el ayuno y la limosna.

En la noche maravillosa de la Resurrección, durante la Vigilia Pascual, en todas las comunidades parroquiales de la Diócesis de Santa Marta, se cantó con alegría ¡Aleluya! Esta es la mejor manera de dar gracias al Señor, alabándolo, cantando, tocando instrumentos y danzando con alegría exultante y fuerte.

Al gritar ¡Aleluya! los creyentes reconocen la grandeza del Señor que ha vencido el pecado y la muerte. Pues como dice el salmo 117: “Este es el día en que actuó el Señor”.  De ahora en adelante, con la misma fuerza con que gritamos ¡Aleluya! salimos a anunciar la vida nueva en Cristo, para construir el Plan Diocesano de Pastoral aplicado a esta Iglesia Particular, con la participación y concurso de todos.

OCTAVA DE PASCUA

En estos días muchos hablan sobre la “Octava de Pascua”. A propósito, esta es la primera semana de la cincuentena pascual. Se consideran estos ocho días, como si fuera uno solo, es decir, el júbilo del Domingo de Pascua se prolonga por más de un día. Es un domingo prolongado.

Con el Domingo de Resurrección comienzan los cincuenta días del tiempo pascual, que concluyen en la Fiesta de Pentecostés. La Octava de Pascua se trata de la primera semana de la Cincuentena. Es importante que alegría de la Octava de Pascua se mantenga en los hogares, comunidades parroquiales y en todos los ambientes donde nos movemos actualmente.

La proclamación del Evangelio se centra en estos días en los relatos de las apariciones del Resucitado, la experiencia que los apóstoles tuvieron de Cristo Resucitado y que nos transmiten fielmente. En la primera lectura se puede ir leyendo de modo continuo las páginas de los Hechos de los Apóstoles.

 

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más