HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Billboard-Sociales

¿Qué es el síndrome de aspiración de meconio?

El síndrome de aspiración de meconio se refleja en las complicaciones respiratorias de un recién nacido. El pediatra William Mejía en diálogo con La FM explicó que el meconio es una sustancia que produce el bebé en su intestino y se genera desde la semana 10 hasta la 16 aproximadamente.

El meconio está compuesto por varias sustancias del tracto gastrointestinal como los jugos gástricos, los jugos biliares, secreciones pancreáticas, células muertas, algo de líquido amniótico; estas sustancias se acumulan en su intestino y producen el meconio.

El pediatra resaltó que en partos de menos de 32 semanas no se observa expulsión de meconio en el líquido amniótico.

¿Qué pasa cuándo el bebé aspira meconio? 

El doctor Mejía indicó que en las gestaciones que se presenta el meconio, el bebé puede aspirar esta secreción por alguna situación de estrés a la que se vea expuesto.

«Alguna situación que condicione afectación en su estado vital, médicamente lo llamamos un estado fetal no satisfactorio, entonces el bebé empieza a hacer jadeos dentro del vientre de la madre y se le dificulta respirar», dijo.

Así mismo, existen algunos factores de riesgo para que el bebé aspire esta sustancia, factores de riesgo materno o del feto que hacen que el bebé presente estrés, expulse meconio, presente dificultad para respirar y aspire meconio.

El mayor riesgo en estos casos es que el meconio se vaya a sus vías respiratorias y ahí es donde se desencadena todo el daño que puede causar este síndrome en un bebé.

«Puede aspirar meconio y puede nacer sin ningún problema, pero un porcentaje de niños pueden desarrollar un síndrome de dificultad respiratoria importante con ingreso a Unidad de Cuidados Intensivos y secuelas a largo plazo».

Las secuelas que se pueden presentar tienen que ver con afectaciones neurológicas como retardo en motricidad fina o gruesa, desarrollo cognitivo, lenguaje expresivo y receptivo.

Así mismo, en cuestiones respiratorias pueden desarrollar una patología denominada hipertensión pulmonar persistente que consiste en que «los pulmones y los bronquios se inflaman tanto que causan un daño y requerir oxígeno permanente».

¿Cómo detectar si el bebé aspiró meconio? 

Para detectar que el bebé pudo haber aspirado meconio se deben tener en cuenta algunos factores de riesgo, como embarazos post término, de más de 41 semanas, esto puede hacer sospechar que el niño probablemente tenga síndrome de aspiración de meconio.

«Factores maternos como madres que tengan preeclampsia o hipertensión por el embarazo, madres con diabetes gestacional, con problemas cardiorrespiratorios. Con estos factores podríamos prever que el bebé vaya a tener un síndrome de aspiración de meconio».

Así mismo, son importantes factores del feto como macrosomía fetal, niños que nacen muy grandes, o el caso contrario, niños que nacen pequeños o con retardo en el crecimiento intrauterino, cuando el cordón umbilical se envuelve en el cuello.

Esto puede generar estrés en el bebé y comienza a expulsar el meconio dentro del útero.

«Con estos bebés se hacen monitoreos fetales más estrictos, se observa el estado fetal del bebé, su frecuencia cardíaca. Teniendo en cuenta factores de riesgo y una monitoria fetal que muestre que hay estrés en el bebé se puede prever que ese bebé tenga probablemente una aspiración de meconio», explicó.

De la misma manera, cuando hay ruptura de membranas, es decir, la bolsa amniótica se rompe, el líquido expulsado puede indicar presencia de meconio.

«Normalmente el líquido amniótico es claro, pero cuando está teñido de verde o amarillo, allí se identifica que hay un alto riesgo de que ese bebé vaya a tener una aspiración de meconio y se toman otras decisiones en el parto, por ejemplo, realizar una cesárea para evitar el parto vaginal que aumenta el riesgo de aspiración de meconio», dijo.

Concluyó explicando que cuando el líquido amniótico se tiñe de meconio, las propiedades anticoagulantes de esta sustancia se pierden y según un estudio realizado se determinó que las mujeres que tenían meconio en su líquido amniótico tuvieron un riesgo mayor de hemorragia postparto.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más