HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Comercios dejan el icopor y plásticos por cajas biodegradables

Los comerciantes mayoristas y distribuidores de insumos desechables para los sectores gastronómico, hotelero y de comidas rápidas ya reemplazaron la venta de icopor de un solo uso ofertando a cambio las cajitas de cartón biodegradables y ‘amigables’ con el medio ambiente.

Aunque la ley que prohíbe el plástico de un solo uso empezó a regir a partir del domingo 7 de julio a nivel nacional, la ciudad de Santa Marta ya venía con un programa previo denominado ‘Desplastifica tu ciudad’ con el cual se sentaron unas bases a nivel de sensibilización ambiental.

De acuerdo con lo expresado por un emprendedor de comidas rápidas, el propósito de la ley es loable ya que le apuesta a un desarrollo económico sostenible y amigable con el medio ambiente para desestimular el uso de los plásticos porque contaminan los ecosistemas marino-costeros.

“Para nosotros esta ley representa un reto grande y trascendental ya que los insumos biodegradables tienen un mayor costo lo que nos obligará a realizar un reajuste en el precio final de las comidas rápidas sin afectar a la clientela. En la cotidianidad todo exige un sacrificio y en mi caso particular desde hace algún tiempo dejé de utilizar bolsas, pitillos y empaques de icopor, los cuales reemplacé por desechables biodegradables”, aseveró Romy Morales.

OPINA UN EXPERTO

Según Julio Barea Luchena, Doctor en Geología, especialidad de Hidrogeología, Ingeniería Geológica y Geología Medioambiental, por la Universidad Complutense de Madrid, “el plástico ha sido un elemento que ha facilitado la vida de las personas. Eso está claro, pero la cara oculta de esta supuesta comodidad es que hemos generado un problema ambiental y sanitario a escala planetaria”.

Sostiene además que “en Greenpeace llevamos años denunciando el uso y abuso que hacemos del plástico. Algunos datos deben hacernos reflexionar. Cada año más de 12 millones de toneladas de plástico entran al mar, esto es el equivalente a tirar un camión de residuos al océano cada minuto. Y las tierras emergidas tampoco se libran de esta contaminación plástica. Según la ciencia esta puede ser entre 4 y 23 veces superior a la de los mares en función de donde se compare”.

Pero si hay un objeto fabricado en este polímero que destaca sobre el resto, es la bolsa de plástico. En España, cada persona usa y tira al año una media de 144 bolsas de un solo uso, las cuales tienen una vida útil de 12 minutos, pero tardan más de cinco décadas en degradarse. Y se degradan en diminutos fragmentos (microplásticos).

Sobre los plásticos de un solo uso, Barea asegura que están contaminando el planeta y afectando a más de 550 especies de animales marinos, que los ingieren y/o se enredan con ellos, obstaculizando su desarrollo vital, y en muchos casos causando su muerte.

“Hasta 9 de cada 10 aves marinas, una de cada tres tortugas marinas, y más de la mitad de las especies de ballenas y delfines han ingerido plástico en alguna ocasión. Pero no solo en los animales marinos, los seres humanos ya tenemos restos significativos de estos derivados de los plásticos en nuestro organismo”, puntualizó el experto.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más