HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Entregadas 300 ayudas humanitarias en Palmor

Se distribuyeron ayudas equitativas a las comunidades afectadas por el conflicto armado, incluyendo miembros de la comunidad indígena Kogui.

En un esfuerzo por apoyar a las comunidades afectadas por el conflicto armado en el municipio, la Alcaldía Municipal de Ciénaga, a través de la Secretaría de Gobierno, llevó a cabo la entrega de un total de 300 ayudas humanitarias en el corregimiento de Palmor. Esta acción buscó proporcionar asistencia vital a los residentes locales en momentos de necesidad urgente, asegurando así una respuesta efectiva a las situaciones de crisis que enfrentan estas comunidades.

Entre los beneficiarios se encuentran 250 miembros de la comunidad indígena Kogui, 20 residentes de Uranio Nuevo y 30 estudiantes de la Institución Etnoeducativa Rural Residencia Escolar Sebanzhi. Estas ayudas que incluyen alimentos no perecederos, productos de higiene y otros elementos esenciales, fueron distribuidas de manera equitativa para asegurar que cada grupo recibiera el apoyo necesario según sus condiciones específicas, teniendo en cuenta factores como la vulnerabilidad y las necesidades particulares de cada grupo.

Líderes comunitarios expresaron su agradecimiento por el apoyo recibido, destacando la importancia de estas ayudas para afrontar las difíciles condiciones que han enfrentado recientemente. “Este gesto de solidaridad nos da esperanza y nos permite seguir adelante con nuestras costumbres y modo de vida”, afirmó uno de los líderes Kogui durante la entrega.

La jornada contó con el apoyo invaluable de la Fundación Cadena, que colaboró estrechamente con la Alcaldía para ofrecer una variedad de servicios de salud. Además de la entrega de medicamentos y atención odontológica, se brindaron servicios médicos básicos para garantizar el bienestar integral de los beneficiarios. Esto incluyó consultas médicas generales, atención para enfermedades comunes y orientación sobre prácticas de salud preventiva, fortaleciendo así el acceso a la atención sanitaria en una región donde a menudo es limitada.

La iniciativa también fue respaldada por otras instituciones clave como la Personería, la Procuraduría Departamental y la Procuraduría Provincial de Santa Marta. Estas entidades desempeñan un papel fundamental al garantizar la transparencia y la eficacia del proceso de distribución de las ayudas. Su presencia y supervisión constante durante todo el evento fueron esenciales para asegurar que las ayudas llegarán efectivamente a quienes más las necesitaban, contribuyendo así a fortalecer la confianza y el cumplimiento de los principios éticos en la gestión pública local.

Este esfuerzo conjunto no sólo proporcionó asistencia inmediata a las comunidades afectadas, sino que también sentó las bases para una colaboración continuada entre las autoridades locales, organizaciones civiles y entidades gubernamentales, demostrando un compromiso firme con el bienestar y la dignidad de todos los ciudadanos en situaciones de emergencia.

 

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea.AceptarLeer más