HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Se desbordó la quebrada Tamacá con afectación a la movilidad vial

Según el informe técnico del Ideam el registro más alto en volúmenes de precipitación en un período de 24 horas se presentó en Santa Marta con un total de 121,4 milímetros de lluvia.

POR
EDGAR
TATIS GUERRA

Preocupados y en alerta permanente están los residentes en los barrios vecinos a la quebrada Tamacá ya que se desbordó a la altura del sector de La Lucha como consecuencia del aguacero que cayó sobre la ciudad de forma intermitente en diferentes áreas urbanas y rurales.

El alto nivel que alcanzó la corriente de agua también provocó afectaciones directas a los conductores de diversos automotores quienes se vieron obligados a manejar con precaución y despacio a lo largo del corredor vial de la Troncal del Caribe.

En las principales vías de Santa Marta también hubo contratiempos en la movilidad y tránsito vehicular ya que la Avenida del Libertador quedó como una laguna con represamientos superficiales, mientras que en la Avenida del Río los conductores volvieron a padecer con la ‘batea’ anegada en el sector de la Urbanización Las Vegas.

En otros puntos críticos de la ciudad como la intercepción de la Avenida de Los Estudiantes y la del Ferrocarril justo al lado del Colegio Ateneo Moderno también se originó otra ‘batea’ porque el agua no tiene por dónde evacuar.

Según el informe técnico revelado por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) las lluvias responden a una onda tropical que transita por el área del Caribe Colombiano y el registro más alto en un período de 24 horas se presentó en Santa Marta con un total de 121,4 milímetros de lluvia.

Señala además que se ha observado un incremento importante en los volúmenes de precipitación en todo el país en comparación con el día anterior. Las lluvias más relevantes se presentaron en algunos municipios de los departamentos de Antioquia, Atlántico, Boyacá, Caldas, Casanare, Cauca, Cesar, La Guajira, Magdalena, Meta, Quindío, Risaralda y Tolima.

COLAPSÓ ALCANTARILLADO

Como es habitual cada vez que cae un aguacero sobre la ciudad al poco rato se originan desbordamientos superficiales en el sistema de alcantarillado provocando un impacto negativo al medio ambiente y a la salubridad pública ya que las aguas residuales expelen olores nauseabundos.

No es un secreto que las malas prácticas de algunas personas sin compromiso cívico también inciden en el deterioro ambiental de Santa Marta porque al arrojar basuras y todo tipo de desechos a las escorrentías éstas recorren las calles taponando las rejillas de desagüe y ocasionando represamientos e inundaciones.

La arena, piedras, plásticos y otros desperdicios que son arrastrados por las corrientes superficiales obstruyeron las tuberías provocando literalmente una ‘explosión’ de los manjoles cuya pestilencia ‘aromatizó’ un tramo de la Avenida del Ferrocarril, en zona aledaña al CAI del Mercado Público hacia la Carrera 5.

Situación idéntica se presentó sobre la Carrera 1 con las calles 10, 11 y 12, en pleno centro histórico de Santa Marta, así como también en el exclusivo sector de Bellavista. Y ni qué decir de la playa Los Cocos en donde desemboca el río Manzanares.

Se desbordó la quebrada Tamacá con afectación a la movilidad vial

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más