HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Pulso callejero de chavismo y de la oposición en Caracas

Una «marea roja» con miles de personas, banderas, fotos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, que aspira a la reelección en Venezuela: la campaña presidencial arrancó oficialmente ayer, también con una masiva «ola blanca» opositora que busca romper 25 años de chavismo.

El proceso, a 24 días de las elecciones del 28 de julio, arranca en medio de mucha incertidumbre y denuncias de «persecución», detenciones e inhabilitaciones a opositores, a quienes el gobierno acusa de conspirar.

«Estamos ganando y ganando bien, pero que nadie se confíe», dijo Maduro ante sus seguidores en el centro de Caracas. «¡Prepárense para la paliza que le vamos a dar!».

Maduro viajó más temprano al estado petrolero de Zulia (oeste) como parte de una «toma» de 70 ciudades del país, un número simbólico porque es la edad que cumpliría el fallecido Hugo Chávez justo el día de la elección.

Y tiró la casa por la ventana con gigantescas tarimas y artistas, en medio de denuncias de excesos y coacción a los beneficiarios de programas sociales para que voten por Maduro.

Miles de personas llevaban banderas gigantes, fotos de Chávez y Maduro, pancartas de apoyo al presidente «del pueblo».

«Con Maduro hasta que el mar se seca», expresó Sandra Salazar, comerciante de café de 55 años. «Vamos a una contundente victoria», aseguró, por su parte, Juan Molina, militante de 46 años, en la movilización chavista.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más