HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Laboristas ganan las elecciones británicas con mayoría absoluta

Los laboristas lograron una victoria holgada ayer jueves en las elecciones legislativas británicas, según los primeros sondeos a pie de urna, tras el cierre de los centros de votación, lo que pondrá fin a 14 años de gobiernos conservadores.

Según estas estimaciones de las televisiones británicas, los laboristas de Keir Starmer, obtendrían 410 de los 650 escaños de la Cámara de los Comunes, con una holgada ventaja sobre los conservadores del primer ministro Rishi Sunak, castigados por los votantes, que obtendrían 131, su peor resultado en unas elecciones desde el inicio del siglo XX.

¿QUIÉN ES KEIR STARMER?

Keir Starmer, el abogado que cambió el rumbo del Partido Laborista para acercarlo a posiciones más de centro, será el séptimo primer ministro británico de su formación política, tras poner punto final a catorce años de gobiernos conservadores.

La irrupción de Starmer coincide además con el centenario de la llegada al poder del primer jefe de gobierno laborista, Ramsay MacDonald, que estuvo en el cargo entre enero y noviembre de 1924.

Tras aquel bautizo laborista al frente del gobierno, la formación política tuvo un período dorado en los sesenta y setenta, con Harold Wilson y James Callaghan, antes de la llegada de Tony Blair y Gordon Brown, primeros ministros entre 1997 y 2010.

Starmer, de 61 años, ha tomado el relevo a Blair y Brown, derrotando al hasta ahora primer ministro conservador, Rishi Sunak, que estuvo menos de dos años en el cargo.

Con su victoria, Starmer, aficionado al fútbol y fanático del Arsenal, pudo borrar la reciente decepción de ver cómo el Manchester City se quedaba con el título de la liga inglesa, delante de su equipo.

A finales de mayo se acercó a su pub londinense preferido, The Landseer Arms, cerca del estadio del Arsenal, para ver al cuadro londinense en la última fecha de la temporada,  sin que su equipo se hiciera con el título.

Con su nuevo puesto de primer ministro británico, el líder laborista tendrá más difícil a partir de ahora acercarse a dicho pub o mezclarse entre la multitud en el estadio de los Gunners, del que es abonado desde hace años.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más