HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Los desafíos que enfrentará la ministra Ángela María Buitrago

Con la designación de Ángela María Buitrago como Ministra de Justicia en el gobierno de Gustavo Petro, se plantea la atención sobre los retos que enfrentará en esta cartera clave, como la implementación de reformas judiciales y el avance en la agenda de justicia.

La nueva ministra de Justicia fue una de las tres juristas ternadas por el presidente para ocupar el cargo de Fiscal General, posición que finalmente ocupó Luz Adriana Camargo.

“Yo creo que si uno ha trabajado para formarse y apoyar en estos temas, puede aportarle al país», expresó Buitrago en una entrevista en W Radio, refiriéndose a su disposición para asumir el cargo que ocupaba el exministro Néstor Osuna.

La jurista, con una trayectoria de 37 años en el ámbito penal, hereda una cartera marcada por una ejecución presupuestal baja y se enfrenta a desafíos cruciales heredados de su predecesor. Expertos señalan que estos desafíos incluyen la gestión de la crisis carcelaria, la política de drogas, la jurisdicción agraria y rural, así como sacar adelante los proyectos de reforma a la Justicia en la próxima legislatura.

“La reforma a la Justicia y el proyecto de Ley de humanización carcelaria son las deudas de Osuna” en esta cartera, detalló a Colprensa Germán González, consultor y analista político, quien explicó que son proyectos que el gobierno lleva anunciando desde hace dos años y todavía no se han concretado.

Según Gonzales, la gestión de Osuna enfrentó críticas por su baja ejecución presupuestal y limitada acción legislativa, lo cual representa “un desafío considerable para Angela María Buitrago», subrayando la importancia de mejorar la eficiencia en la gestión de recursos para alcanzar las metas gubernamentales.

Aunque destacó logros como la aprobación de la ley estatutaria para la jurisdicción agraria, señaló que quedaron pendientes proyectos clave como la ley de procedimiento para esta jurisdicción.

Por lo anterior, Germán González puntualizó que si bien el proyecto se archivó en la Comisión Primera del Senado por falta de trámite, es esencial que el gobierno lo radique nuevamente y que el Congreso lo tramite, conforme al mandato del acto legislativo que creó la jurisdicción».

El politólogo destacó que la ministra enfrentará desafíos legislativos adicionales, particularmente con la radicación del paquete de iniciativas previamente gestionadas por el exministro Néstor Osuna. Estas incluyen la reforma del sistema penal acusatorio, la humanización de cárceles y la eliminación de delitos de violencia de género.

En ese contexto, señaló que la gestión de la ministra deberá priorizar la mitigación de la crisis carcelaria, enfocándose en reducir el hacinamiento y mejorar las condiciones de seguridad para los funcionarios del INPEC. Además, se espera que impulse medidas administrativas destinadas a agilizar los despachos judiciales y reducir la congestión judicial.

Igualmente, destacó que otro de los desafíos que afrontará Angela María Buitrago será la implementación y coordinación efectiva de la política de drogas. Mencionó que esta política enfrenta múltiples retos en términos de implementación y coordinación interinstitucional, especialmente en áreas que afectan a las comunidades más vulnerables.

En cuanto a la relación con el Congreso, Gonzales expresó optimismo sobre la capacidad de Buitrago para mantener y fortalecer la comunicación y negociación con los legisladores. Destacó la necesidad de priorizar la tramitación legislativa, especialmente el proyecto de ley que define las competencias de la jurisdicción agraria.

Sobre la estrategia política del gobierno, Gonzales señaló que la inclusión de Buitrago en el gabinete refleja una continuidad en la línea cercana al presidente Petro, aunque enfatizó que esto no garantiza una gestión exenta de desafíos.

Además de los desafíos internos, González destacó que Buitrago enfrentará presiones externas debido a su alineación con la línea política del presidente Petro. «La inclusión de Buitrago en el gabinete refleja una continuidad en la política gubernamental, pero también genera expectativas que deberá gestionar cuidadosamente», advirtió.

ENCUENTRO

Ángela María Buitrago, nueva ministra de Justicia o aún no ha sido posesionada formalmente en el cargo y, por ahora, se encuentra como ministra de Justicia designada, se encontró este 2 de julio con el saliente ministro Osuna en la comisión de expertos para la reforma a la Justicia.

Éste sería el penúltimo debate para consolidar las tres propuestas del proyecto que finalmente se encuentran listas: reforma del sistema penal acusatorio, proyecto de humanización de cárceles y proyecto de eliminación de violencia de género.

En manos de Ángela María Buitrago está la tarea de sacar adelante estos proyectos y continuar con la comisión de expertos, por lo que en diálogo con La W señaló que, por ser integrante de uno de los institutos que fueron invitados, ya ha formado parte de estos debates cruciales para la justicia del país.

“Conozco parte de las reformas y creo que la construcción en colectivo y democrática es mucho mejor para las normas y las leyes. La discusión con personas de todos los sectores, así como con expertos o personas de otras zonas geográficas también enriquece mucho el debate de la norma”, expresó.

En ese sentido, Buitrago indicó que esta comisión busca “democratizar la ley”, por lo que consideró “enriquecedor” el modelo.

PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD

Tras el anuncio del presidente Gustavo Petro sobre la salida de Néstor Osuna como ministro de Justicia y la designación de Ángela María Buitrago en su reemplazo, esta última se pronunció en su primer encuentro con los medios, abordando su visión sobre la reforma judicial y el principio de oportunidad.

“Yo creo que si uno ha trabajado para formarse y apoyar en estos temas, puede aportarle al país», expresó Buitrago en una entrevista en W Radio, refiriéndose a su disposición para asumir el cargo tras su reciente nominación a la Fiscalía General.

Buitrago subrayó que los principios de oportunidad son esenciales para el sistema penal colombiano, permitiendo a la justicia obtener colaboraciones significativas de los investigados para desmantelar redes delictivas. «El principio de oportunidad es una renuncia a la acción penal, pero se da para obtener algo realmente valioso para la justicia,» explicó.

Añadió que estos principios no son una concesión graciosa de la autoridad, sino una herramienta clave para mejorar la eficacia de la justicia penal.

La ministra también confirmó la continuidad de la comisión de alto nivel creada para la reforma a la justicia: “Creo que la construcción en colectivo y democrática es una construcción mucho mejor para las normas y las leyes,» afirmó, destacando la importancia de incluir diversas perspectivas en el proceso legislativo.

Ella ha sido parte de la comisión en representación de uno de los institutos invitados, lo que le permite conocer de cerca las propuestas y los desafíos que conllevan.

En relación al tema del «poder constituyente» mencionado por el presidente Gustavo Petroa través de sus redes sociales, Buitrago señaló que aún no ha discutido este asunto en profundidad con el mandatario. «Espero poder sentarme con él y poder conocer estos puntos directamente,» comentó.

Indicó que, aunque ha seguido el debate a través de los medios, necesita una comprensión más profunda y directa de las intenciones del presidente en este ámbito./Colprensa

Su hoja de vida

Angela María Buitrago es una abogada especializada en derecho penal que ocupó el cargo de fiscal delegada ante la Corte Suprema de Justicia durante la fiscalía de Mario Iguarán, en donde adelantó las investigaciones y acusó a los generales del Ejército Jesús Armando Arias e Iván Ramírez, además del coronel Alfonso Plazas Vega por la retoma del Palacio de Justicia.

Además lideró investigaciones contra políticos en el Meta y contra el exsenador Ciro Ramírez, por presuntos nexos con grupos paramilitares, y contra León Valencia Cossio, por supuestos vínculos con el narcotraficante alias “Don Mario”.

Buitrago estuvo en el cargo hasta 2010 cuando el fiscal general encargado, Guillermo Mendoza Diago, la sacó junto a otros nueve fiscales aduciendo falta de rendimiento y acumulación de trabajo./Colprensa

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más