HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Policía atribuye a venganzas los dos asesinatos a bala

Permanentes controles operativos adelanta la Policía del Magdalena con todas sus capacidades institucionales por todos los sectores del municipio de Fundación, Magdalena, donde en las últimas horas se registraron dos asesinatos en hechos aislados, a fin de dar con la identidad y paradero de los sujetos responsables y establecer los móviles que rodearon estos sucesos.

Inicialmente los funcionarios judiciales han dicho que todo apunta a venganzas de tipo personal de las víctimas con sus victimarios.

La comunidad de La  Esquina del Progreso dejó ver su preocupación y temor debido a los hechos violentos perpetrado a manos de pistoleros en motocicletas, una de esa identificada, por lo que los peritos judiciales adelantan las indagaciones para establecer si guardan alguna relación, teniendo en cuenta la temporalidad y zona donde se presentaron.

Las unidades del Cuerpo Técnico de Investigación CTI de la Fiscalía adelantaron las diligencias de los cadáveres, y conformaron un grupo especial en coordinación con la Policía Nacional que dispuso de sus capacidades institucionales para desarrollar la búsqueda de información importante o datos, que permita esclarecer los móviles que rodearon estas acciones violentas. Sobre estas personas se desconocen amenazas o algún tipo de problema personal que haya desencadenado el crimen.

Recordemos que el primer crimen tuvo lugar en la carrera 10 del barrio Alfonso López, cuando Juan Carlos Flórez Ramos, de 61 años, se encontraban sentado en una silla y fue sorprendido por dos sujetos no identificados que llegaron en una moto, y el parrillero disparó indiscriminadamente, dejándolo sin vida en el lugar de los hechos.

De igual modo, la otra acción criminal ocurrió una hora después en el barrio San Nicolás,  cuando Julio Cesar Lara Berrío, abogado de profesión y conocido entre sus allegados como ‘El Negro’, se desplazaba en plena vía pública siendo atacado a manos de sujetos en una moto NKD color blanca, que con arma de fuego en mano dispararon hasta dejarlo malherido en el suelo. Estos huyeron una vez creyeron haber cumplido su objetivo.

Aunque fue auxiliado por la comunidad y llevado en un motocarro hacia el Hospital San Rafael, murió pese a los esfuerzos de los médicos que hicieron todo lo posible por salvarle la vida, debido a las heridas que presentaba en la cabeza.

Miembros de la Policía Judicial se encargaron de llevar a cabo la inspección de los cadáveres que fueron llevados hasta la morgue de Medicina Legal donde expertos forenses practicaron la necropsia, y hasta donde llegaron sus familiares para adelantar los trámites de retiro que permitan darle cristiana sepultura.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea.AceptarLeer más