HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Romain Bardet, ganador de la primera etapa del Tour de Francia 2024

Este sábado, la 111ª edición del Tour de Francia inició con una explosión de emoción y expectativas en una soleada y vibrante Florencia. Por primera vez en la historia, la prestigiosa prueba ciclista comenzó en territorio italiano, ofreciendo una jornada inicial que no solo destacó por su novedoso punto de partida, sino también por el desafiante recorrido que prometía poner a prueba la resistencia y estrategia de los ciclistas desde el primer kilómetro.

El pelotón de ciclistas partió desde el corazón de Florencia, llenando las calles de la ciudad con el bullicio y la expectación propia de un evento de esta magnitud. El recorrido inicial a través de las históricas calles florentinas ofreció a los espectadores un espectáculo visual antes de que los ciclistas se adentraran en el paisaje ondulante de la Toscana. Las pintorescas vistas se combinaron con la adrenalina del arranque, creando una atmósfera electrizante.

La ruta de la primera etapa, diseñada por Thierry Gouvenou, conocido como el ‘arquitecto’ del trazado del Tour, se extendió hasta Rimini, acumulando un desnivel positivo superior a los 3.600 metros. Esto la convirtió en la etapa con mayor desnivel en la historia del Tour de Francia. «Con más de 3.600 metros, es la primera etapa que cuenta con mayor desnivel positivo de la historia del Tour de Francia», destacó Gouvenou, subrayando la dificultad del trayecto.

El pelotón cruzó la localidad natal del legendario ciclista Gino Bartali, antes de seguir su camino por las colinas de la Toscana y la región de Emilia-Romaña. Además, la etapa incluyó un paso por el microestado de San Marino, que se convierte en el 13º país extranjero por el que ha transitado el Tour de Francia, añadiendo un toque internacional a la carrera.

Las altas temperaturas, que alcanzaron hasta los 35ºC, añadieron un grado de dificultad adicional al ya exigente recorrido. Las condiciones climáticas, junto con el perfil montañoso de la etapa, auguraban sorpresas y posibles cambios en la clasificación general desde el primer día. El recorrido de esta primera etapa recordó a la clásica ‘Lieja-Bastoña-Lieja’, conocida por su dureza y terrenos empinados, características que favorecen a ciclistas con habilidades en recorridos de un día y explosivos en las subidas.

Entre los favoritos para esta etapa se encontraban el campeón mundial neerlandés Mathieu Van der Poel y su rival belga Wout Van Aert, quienes suelen destacar en este tipo de terrenos. Sin embargo, la dureza del recorrido no permitió confianzas y cualquier error podría costar caro.

La etapa estuvo marcada por la fuga de ocho ciclistas, entre los que se encontraba el español Ion Izagirre (Cofidis), que llevó a contar con seis minutos de ventaja sobre el pelotón, pero que fue desbaratada en los kilómetros finales. La escapada inicial mostró la ambición y el coraje de los ciclistas, pero también la estrategia implacable del pelotón para mantener el control.

En los kilómetros finales, Romain Bardet y Frank van den Broek, este último tras haber formado parte de la fuga, abrieron carrera rodando compenetrados. El dúo cruzó la pancarta de último kilómetro con 10 segundos de ventaja y pudo mantener la renta hasta la línea de meta, demostrando su capacidad para resistir la presión del pelotón.

Un total de 176 ciclistas -45 de ellos debutantes- de 27 nacionalidades distintas y pertenecientes a 22 equipos tomaron la salida en la ronda francesa, que registró su primer abandono con el italiano Michele Gazzoli (Astana-Qazaqstan). No fue un día fácil para el británico Mark Cavendish (Astana-Qazaqstan), quien se descolgó del pelotón en la primera ascensión y, aparentemente enfermo, sufrió durante toda la etapa para intentar terminar salvando el fuera de control.

El Tour de Francia continuará este domingo con la disputa de su segunda etapa, de 199,2 kilómetros entre las localidades italianas de Cesenatico y Bolonia, con un trazado que incluye cinco cotas de tercera categoría y una de cuarta. Este recorrido de media montaña promete otra jornada llena de emoción y posibles cambios en la clasificación general.

La primera etapa del Tour de Francia 2024 no decepcionó, ofreciendo un comienzo épico y desafiante que ha puesto la vara alta para las jornadas que están por venir. Con el pelotón listo para enfrentar nuevas pruebas, el espectáculo ciclista más grande del mundo apenas ha comenzado su emocionante travesía./Antena2

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más