HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Una gesta cultural que nos arrope

Las políticas culturales necesitan pensarse y repensar a fondo su transversalidad. Tiene que ser ella una buena y mejor palabra, entenderla como un algo y hasta un todo positivo para la sociedad, entenderla también socialmente valorada, como un modo de vida, como vínculos humanos, como hábitos asentados en la general cotidianidad sin exclusiones, hegemonías ni discriminaciones de ninguna naturaleza ni en ningunas de sus formas, lo que impone su construcción permanente y continua en equidad e igualdad, mismas que deben primar en la vida en común.

Sí y desde luego que sí, importa para el Distrito Turístico, Cultural e Histórico de Santa Marta, la generación de políticas culturales de amplio espectro. Poner en marcha programas culturales en caseríos, centros poblados, veredas, corregimientos, barrios, comunas, localidades y ciudad toda. Hacer gestión para que la cultura no sea ni siga siendo exclusiva de los sectores pudientes y abrirse a públicos más amplios; vale decir, a todos los públicos. Organizar espectáculos gratuitos al aire libre. Recuperar para la gente calles, parques y demás escenarios que sean posibles. Difundir nuestro folclor. Impulsar la creación de museos. Organizar ferias culturales en orden permanente que nos integren como debería y tendría que ser. Fomentar y potenciar todas las manifestaciones a este tenor, donde pueblo y cultura se constituyan en realidad y verdad en protagonistas de primera condición.

Establecer un grande escenario en el que florezca y perviva en forma magnífica la cultura, que tenga ella destinos definidos, nunca languidezca y merezca ser un símbolo de los tiempos nuevos que optimistamente pienso van a soplar en nuestra dos veces santo Distrito; lo que hace necesario estructuraciones necesarias para consolidar lo cual, desde las tribunas siempre propicias de la innovación y la creatividad, al tiempo de ponernos al tanto de las corrientes artísticas que campean actualmente en el mundo, sin que ello signifique, bajo ninguna circunstancia, alejarnos de nuestras raíces en lo local, departamental, regional y nacional.

Recurrir a la puesta en escena de espectáculos vanguardistas y experimentaciones de calidad excelsa en todos los rubros del arte y la cultura (música, artes plásticas, teatro, literatura, creaciones audiovisuales y demás), así como también de las perspectivas mayormente innovadoras que en el mundo hay y se debaten por mostrarse pendientes de aprobación y aceptación. Hacer un todo original, auténtico, arraigado, donde se refleje talento, imaginación y creatividad propias, que no necesite copiar literalmente lo ajeno, aunque desde luego sin que ello signifique despreciar las influencias enriquecedoras de orden universal, lo que debe llevar como ingrediente de gran valía, un honesto y eficiente manejo administrativo y a todo nivel, que debería nutrirse con la ayuda de aportes del sector privado.

Es hacer de la cultura, que ayuda a una mejor vida como siempre ha sido, una gesta admirable en la que participemos todos sin excepción ni exclusión para que siempre quede la impronta indeleble que debe ser y nos marque por igual con dignidad, en la certeza que debe ser ella, la cultura una grande actividad y una oportunidad para impulsarnos y reconocernos en nuestro hacer imaginativo actual y heredado, para cumplir con la misión de promover y valorar definitivamente lo cultural en ruta de apreciación universal. Es hacer respetar la cultura, misma que ayuda en manera fundamental a apreciarnos en nuestro sublime hacer y diversidad, lo mismo que a reducir de manera importante y enhorabuena las inequidades y las desigualdades sociales. saramara7@gmail.com

*Abogado

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea.AceptarLeer más