HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Atienden a las víctimas del conflicto armado de Minca

En el corazón del corregimiento de Minca, la Alta Consejería para la Paz organizó una jornada integral de atención y capacitación para las víctimas del conflicto armado en Santa Marta, el cual se llevó a cabo desde tempranas horas de la mañana, en el salón comunal, el cual convirtió en un espacio crucial para proporcionar información detallada sobre el proceso de indemnización y los derechos fundamentales de las víctimas.

El encuentro, que inició a las 9:00 de la mañana, buscó facilitar el acceso a servicios legales para asegurar que comprendan las garantías de no repetición, por lo que fue crucial el evento para la asistencia priorizada de las 118,000 víctimas registradas del conflicto armado.

Además, lo anterior se llevó a cabo en esta zona, a raíz que, en Santa Marta, la zona rural ha sido testigo de más de cuatro décadas de violencia, afectando profundamente a comunidades enteras, en donde el desplazamiento forzado sigue siendo el hecho victimizante más común, seguido de desapariciones, amenazas, homicidios y delitos contra la integridad sexual.

Por tal razón, Jennifer Del Toro, Alta Consejera para la Paz, dio a conocer que, el Plan de Desarrollo Santa Marta 500+ ha priorizado el eje de paz, víctimas y cierre de brechas con la ruralidad, reflejándose en iniciativas como la jornada en Minca, como parte de una estrategia mayor para descentralizar la atención a las víctimas, asegurando además que el compromiso con la reparación integral pase del papel a la acción en las comunidades afectadas.

En ese sentido, un equipo de cuatro abogados especializados en derechos humanos y derechos de víctimas guiaron a los asistentes en la ruta hacia la indemnización y otros derechos esenciales, como el acceso a alimentación y generación de ingresos, en donde cada caso fue documentado meticulosamente para garantizar un seguimiento efectivo y resultados tangibles para cada persona afectada.

Es así como en colaboración con la Unidad de Atención y Reparación Integral para las Víctimas y otras instituciones del Sistema de Atención para las Víctimas, están acelerando este proceso como una contribución crucial para la construcción duradera de la paz.

Esta jornada en Minca no solo representó un paso significativo hacia la justicia y la reconciliación, sino también un firme compromiso del Distrito con aquellos que han sido la columna vertebral en la resistencia contra la violencia en Santa Marta.

 

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más