HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Billboard-Sociales

Colapsó rejilla al no soportar sobrepeso de automotores

Se hace necesario un reforzamiento estructural a la rejilla para que pueda garantizar la movilidad por la calle céntrica que conecta con la Avenida del Fundador.

Preocupados e indignados están los comerciantes, empresarios hoteleros y prestadores turísticos debido al riesgo para los conductores que representa el colapso de una rejilla sobre la calle 20 (calle San Antonio) con carrera 1, en pleno centro histórico.

La estructura metálica no soportó el sobrepeso de un automotor tipo vactor adscrito a la Empresa de Servicios Públicos y por fortuna no causó un daño mayor con un saldo trágico.

De acuerdo con lo expresado por un empresario del sector, la rejilla de desagüe ha sido intervenida en reiteradas ocasiones, pero no se explica la razón del deterioro rápido que le asiste, lo más lamentable es que se trata de una vía por donde transitan taxis, vehículos particulares y el servicio especial de turismo.

El llamado que hace el sector comercial de la zona es a la Alcaldía Distrital para que conmine a la unión temporal Amoblamiento Urbano en aras de que procedan a darle un reforzamiento estructural a la rejilla y pueda garantizarse la movilidad por la calle céntrica que conecta con la Avenida del Fundador o conocida popularmente como la ‘fachada al mar’.

CASA MADAME AUGUSTINE

Por otro lado, ayer en horas de la mañana, se advirtió un enorme hueco en la pared de la Casa Madame Augustine por donde presuntamente ingresaron unos ingenieros con el propósito de inspeccionar el inmueble y su actual situación.

Lo insólito del caso es que los profesionales no hubiesen ingresado por la puerta principal de la emblemática edificación, es decir por la calle 17, sino que hayan optado por abrir ‘a punta de mona’ un hueco en la pared de la carrera 4 dejando el predio expuesto a los vándalos y a los ‘amigos de lo ajeno’ para que lo terminen de desvalijar.

La Casa Madame Augustine es un inmueble patrimonial abandonado, a merced del salitre con unos balcones destruidos que se caen a pedazos, mientras que su interior está convertido en guarida de ratas y otras alimañas.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más