HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Emergencia vial en Pinto y Santa Ana

Las vías rurales en los municipios de Santa Bárbara de Pinto y Santa Ana, Magdalena, se encuentran en estado crítico, con el barro alcanzando niveles que dificultan seriamente el tránsito.

La situación de las vías en el municipio de Santa Bárbara de Pinto, Magdalena, ha empeorado significativamente debido a las persistentes lluvias de los últimos días. Las redes sociales han sido testigos de la difícil situación que se vive en la región, con varios vehículos, incluida una ambulancia que presuntamente transportaba a un paciente, atrapados en el lodo debido al pésimo estado de la vía.

Este problema no es exclusivo de Santa Bárbara de Pinto. Diversas vías en el departamento del Magdalena se encuentran en condiciones similares debido al fenómeno de La Niña, que ha intensificado las lluvias y, con ellas, las dificultades de acceso a varias poblaciones. La falta de intervención estatal en estas vías refleja una problemática recurrente durante la temporada de invierno, dejando a muchas comunidades en un estado de abandono.

Según los reportes, la comunidad ha recurrido al uso de un tractor para intentar liberar los vehículos atascados y permitir el tránsito por el tramo que conecta el municipio de Pinto con el sector de El Arrastre. Una de las personas presentes en el lugar hizo un llamado urgente a las autoridades para que atiendan la situación. La problemática no solo dificulta el tráfico vehicular, sino que también pone en riesgo la vida de los conductores que transitan diariamente por esta vía, la cual necesita intervención inmediata.

LOS MISMO EN  SANTA ANA

Por otro lado, los habitantes del corregimiento Barro Blanco, situado en el municipio de Santa Ana, continúan manifestando su inconformidad debido al pésimo estado de la carretera que conecta a la comunidad con otras localidades cercanas. La situación ha generado un creciente descontento entre los residentes, quienes han visto cómo sus vidas se complican por la falta de una infraestructura vial adecuada.

A pesar de los repetidos llamados a las autoridades locales y departamentales, la vía sigue en condiciones deplorables, dificultando el tránsito y afectando la vida diaria de los habitantes. Las condiciones de la carretera no solo afectan el transporte diario, sino que también tienen un impacto significativo en la economía local, especialmente en el transporte de productos agrícolas, que es fundamental para la subsistencia de la comunidad.

Las lluvias recientes han exacerbado la situación, convirtiendo tramos de la carretera en lodazales intransitables. Esta situación ha generado problemas adicionales para el transporte de productos agrícolas y ha dificultado el acceso a servicios esenciales como salud y educación. «Es una situación insostenible. Cada vez que llueve, es imposible salir del corregimiento sin que los vehículos se queden atascados en el lodo», comentó un residente afectado.

Emergencia vial en Pinto y Santa Ana

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más