HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Erosión del río Manzanares amenaza a Garagoa y Cantilito

El alto grado de erosión del río Manzanares a la altura del barrio Garagoa, en el nororiente de la ciudad, debido a las frecuentes lluvias que se han registrado durante los últimos días presenta un peligro para la Institución Educativa San Francisco Javier.

Así lo han denunciado residentes en la zona, quienes indicaron que si no se construye unas barreras protectoras, como las que se instalaron en otros pasajes del afluente, caso de Nueva Mansión, lo más probable es que se siga erosionando y no solo atenta contra la institución educativa, sino con las casas vecinas.

Ayer, nuevamente los directivos de la institución educativa que alberga unos 2.400 estudiantes volvieron a llamar la atención de la Alcaldía Distrital, la Corporación Autónoma Regional del Magdalena, Corpamag, la Gobernación del Magdalena y el Estado, para que se adopten mecanismos que ayuden a evitar una tragedia.

Demandaron también la atención de la Unidad Nacional de Atención del Riesgo de Desastres, UNGRD, para que adopte medidas que puedan evitar que la erosión de las orillas del Manzanares, siga su proceso acelerado.

“Esta situación está afectando considerablemente el terreno, poniendo en riesgo las actividades y la seguridad de alrededor de 2.400 estudiantes y comunidad educativa en general”, dijo uno de los directivos de la institución educativa del Distrito de Santa Marta.

PREOCUPACIÓN GENERAL

La preocupación de directivos docentes, padres de familias, docentes y estudiantes es que en el momento de que el río socave las paredes la primera en sufrir afectación sería la guardería, donde se instruye la chiquillada de esos barrios marginales de la capital del Magdalena.

“Lo grave de todo esto es que, si la corriente se lleva la pared del colegio, de una vez habrá que evacuarlo, porque se convierte en un peligro para la comunidad estudiantil que se quedaría sin estudiar”, dijo un residente del sector.

La comunidad hizo un llamado a la Oficina de Atención del Riesgo de Desastres del Distrito, por intermedio de su director Alex Velásquez Alzamora, programar en el menor tiempo posible una visita al lugar, para diseñar una estrategia que evite que la erosión siga progresando.

Igual situación, se registra en la calle-canal del barrio Cantilito, donde un poste del sistema de energía está a punto de caerse a causa de la socavación del terreno por efecto de la fuerte erosión que se está dando en el área.

Lo que está ocurriendo en Garagoa con el acelerado proceso de erosión de la margen izquierda del Manzanares y lo de la calle-canal en Cantilito, enciende las alarmas por el proceso de erosión que se viene dando en ese sector del nororiente de Santa Marta.

Erosión del río Manzanares amenaza a Garagoa y Cantilito

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más