HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

 Aguacero con descargas eléctricas inundó calles y afectó la movilidad

En los barrios populares, cerros tutelares y zonas de alto riesgo hubo arrastre de abundante material, tanto de arena como rocoso

POR
EDGAR
TATIS GUERRA

Conductores del servicio público de transporte colectivo de pasajeros, taxistas y de vehículos particulares fueron sorprendidos este viernes con un aguacero que, aunque no se prolongó mucho tiempo, sí descuajó abundante agua para afectar la movilidad vial

La rápida lluvia propició traumatismos a los samarios y visitantes a este destino quienes tuvieron que sortear la situación para llegar hasta sus lugares, a muchos les tocó lanzarse como ‘patos al agua’, y a otros resguardarse hasta que escampara.

Lo más sorprendente fueron los rayos y posteriores truenos que llenaron de susto a algunas personas. Durante el aguacero que se presentó en distintos sectores del área rural y urbana de Santa Marta se generaron afectaciones al tráfico de los automotores cuyos conductores debieron disminuir la velocidad porque las principales avenidas parecían unas lagunas.

El volumen de precipitación que cayó fue tanto que las avenidas del Libertador, Santa Rita (Calle 22), del Ferrocarril, entre otras, quedaron completamente anegadas con aguas combinadas porque el sistema de alcantarillado ‘estalló’ literalmente emanando aguas pestilentes con su alto impacto negativo al medio ambiente.

A lo largo de la Avenida del Ferrocarril el hedor se expandió tan rápido que a los comerciantes no les quedó otra alternativa que realizar el cierre de sus establecimientos dejando de percibir ingresos.

En la intercepción de la Avenida Campo Serrano (carrera 5) con Avenida Santa Rita (calle 22) en donde funcionó el otrora ‘puente de la araña’, se activó el denominado ‘plan rebusque’ ya que unas personas improvisaron puentes con tablones permitiendo el cruce de las vías a los transeúntes evitando que se mojaran el calzado a cambio de monedas.

Al caer la tarde todavía las calles permanecían con represamientos superficiales y cuando cayó la noche empezó otro calvario para los usuarios del transporte ya que el retorno a sus hogares fue traumático debido a la disminución en el flujo de busetas y taxis.

El viernes en Santa Marta fue un día húmedo a partir de las 4:00 de la tarde lo que incidió en las actividades comerciales al interferir en esa dinámica propia más cuando hay dinero circulante.

En los barrios populares de la ciudad y cerros tutelares hubo arrastre de abundante material, tanto de arena como rocoso, lo que también contribuyó al colapso en el sistema de alcantarillado al taponar rejillas y obstruir desagües.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más