HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

´Ponemos en duda el suicidio de Francisco´

La muerte del Cabo Tercero del Ejército Nacional, Francisco José Pardo Olivero, oriundo de Santa Marta, ha dejado a su familia sumergida en una inmensa tristeza, pero también con un sin número de dudas, por lo tanto, piden que se investigue las verdaderas causas de la muerte del soldado, debido a que sospechan que terceros podrían estar involucrados en su fallecimiento.

Aunque, inicialmente se manejó la hipótesis de un supuesto suicidio, para Miriam Olivero Parejo, madre del Suboficial, se le hace difícil pensar que su hijo se haya tomado esta decisión, esto teniendo en cuenta las repetitivas denuncias realizadas por Francisco José, por acoso laboral por parte de un mayor identificado como Andrés López, situación que agravó su estado emocional.

La más reciente denuncia antes de su deceso fue la realizada el pasado 23 de marzo del presente año, cuando el Suboficial a puño y letra escribió una carta dirigida directamente al comandante del Ejército Nacional y mencionando también al Ministerio de Defensa y al Comando de las Fuerzas Militares, donde detalla las dificultades que estaba padeciendo, según lo informaron sus padres.

TRAGEDIA FAMILIAR

Por otro lado, con la muerte de Francisco José, sería la segunda vez que la tragedia toca las puertas de sus familiares en menos de dos años teniendo en cuenta que su hermano menor identificado como Deimon Pardo, quien decidió primero unirse al Ejército Nacional, también se quitó la vida por supuestos abusos laborales dentro de la institución militar donde se desempeñaba en ese momento.

De acuerdo con la información conocida, para el mes de agosto del año 2022 Deimon llegó hasta su lugar de residencia ubicada en la carrera 5C con calle 65N, Urbanización Los Robles, norte de la ciudad de Popayán, donde cumplía su labor en el Ejército Nacional.

En medio del dolor que le embarga por la repentina pérdida de sus dos hijos, Miriam expresó que, “Francisco, después de la muerte de su hermano, quedó muy afectado psicológicamente y nunca recibió ayuda profesional. Además, era una persona muy alegre, cariñosa y responsable, quien asumió el rol de hermano mayor tras la pérdida de su hermano”.

EL HALLAZGO

El trágico suceso ocurrió el pasado miércoles 19 de junio cuando, al parecer, el Cabo Tercero terminó sus labores diarias y se trasladó hasta su habitación y se habría propinado un disparo a la altura de su cabeza que lo dejó sin vida de manera inmediata.

De igual forma, se logró conocer un video donde puede observar al joven escuchando un vallenato y despidiéndose, también logra ver como nombra el nombre de una persona a quien dice “gracia por arruinar mi vida y la de mi familia. Chao”.

Asimismo, fue revelado un audio, donde Pardo Olivero, arremete contra el mayor López, agradeciéndole irónicamente por arruinar su vida y jurando que algún día se encontrarán en el infierno.

EJÉRCITO INVESTIGA

Entre tanto, el Ejército Nacional ha declarado que se ha abierto una indagación disciplinaria para esclarecer los hechos. Además, en el comunicado, lamentan profundamente el suceso y expresan sus condolencias a la familia del suboficial.

«Se ha tomado contacto con la Seccional de Investigación Judicial de Facatativá para realizar los actos urgentes y adelantar las investigaciones pertinentes», señaló el Ejército en un comunicado.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más