HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Doble crimen podría ser una venganza personal

Un grupo de investigadores especializados del comando de la Policía Metropolitana de Santa Marta, en un trabajo articulado con la Fiscalía General de la Nación, buscan a los sicarios que perpetraron el atentado a bala contra Cristal Nakaryd Carrillo Ontiveros y Pablo Antonio Paradas Pavón en la Urbanización Altos de Bahía Concha, al nororiente de la capital del departamento.

La primera hipótesis que ha cogido mucha fuerza es la de la venganza personal hacia el hombre, o sea el tío de la mujer. Sin embargo, los investigadores siguen averiguando en el entorno para avanzar en la construcción de otros escenarios sobre posibles móviles.

Los funcionarios judiciales encargados del caso informaron que se encuentran analizan las grabaciones de circuitos cerrados de cámaras de seguridad de la zona para individualizar e identificar a los dos sicarios que le cegaron la vida a los dos ciudadanos oriundos del país de Venezuela.

“Se están adelantando las labores correspondientes, el hecho de sangre es prematuro y no tenemos una hipótesis establecida, por el momento. Las grabaciones de circuitos cerrados de cámaras de seguridad ubicados en cercanías a donde fueron baleados los venezolanos, nos permitirán individualizar a los responsables”, expresaron los investigadores.

Así las cosas, el ente investigador trabaja articuladamente con el comando de la Policía Metropolitana de Santa Marta, con el fin de dar con el paradero en el menor tiempo posible a los sicarios que cometieron el homicidio.

De Pablo Antonio Paradas Pavón, las autoridades revelaron que laboraba como cuidador de motocicletas en el parqueadero en el balneario turístico de Bahía Concha, “se están realizando las averiguaciones con sus familiares para establecer si el hombre y la fémina anteriormente habían sido víctimas de alguna amenaza de muerte. Esperamos entregar resultados positivos en las próximas semanas a los familiares de la víctima, a sus amigos y allegados”, dijo un investigador judicial.

EL ATENTADO

Crystal Nakaryd y Pablo Antonio se encontraban sentados en un mueble de color negro en el interior de la casa 8 de la manzana 6 de la Urbanización Altos de Bahía Concha.

Hasta allí, llegaron dos pistoleros que se desplazaban en una motocicleta y quien hacía las veces de parrillero sacó un arma de fuego tipo pistola calibre nueve milímetros y les disparó en repetidas ocasiones hasta causarles la muerte de manera inmediata.

Los desconocidos con su plan cumplido se marcharon del lugar a toda velocidad con rumbo desconocido. Entre tanto, los venezolanos quedaron sin vida en medio de un charco de sangre, el cuerpo de la fémina quedó en el mueble; mientras que, su tío quedó en la puerta de la vivienda boca arriba.

Los actos urgentes fueron desarrollados por una comisión del Laboratorio Móvil de Criminalística de la Sijín de la Policía Metropolitana de Santa Marta, quienes condujeron los cadáveres hasta la morgue de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más