HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Justicia condenó a 16 años de cárcel a exalcalde de Tenerife

El Juzgado Cuarto Penal Especializado de Santa Marta halló penalmente responsable al exalcalde de Tenerife, Magdalena, Pierino Moscote Hernández, por el delito de homicidio en grado de tentativa. Deberá pagar de 16 años y cinco meses de cárcel por los hechos relacionados a un atentado en el que el líder Rómer Ordoñez Pérez resultó víctima en agosto de 2016, en área rural de Tenerife.

El señalado Moscote Hernández fue juzgado en ausencia, ya que se encuentra prófugo de la justicia desde el 2019 que fue dejado en libertad tras una captura anterior por el mismo caso en Chibolo, Magdalena.

La víctima había denunciado previamente al exmandatario por falsificación de documentos privados, al presentar un título profesional sin validez como como ingeniero electrónico y de telecomunicaciones de la Universidad Autónoma del Caribe y esta sería la razón por la que el señalado cometió el delito.

Tras la denuncia, la Procuraduría, mediante fallo del 15 de julio de 2016, inhabilitó a Moscote por 12 años, al calificar como gravísima a título de dolo la falta disciplinaria del entonces alcalde, quien además, fue sentenciado por un juzgado penal a 16 meses de prisión por falsedad en documento.

En el caso también se encontró culpable al exparamilitar Jhon Sampayo Orozco a quien le dictaron 17 años y cinco meses de prisión por participar en el intento de homicidio, que ocurrió dos días después de que el Ministerio Publico sancionara a Moscote, inhabilitándolo por 12 años, tras las denuncias del líder social.

Según el expediente el líder Rómer Ordoñez Pérez habría sido blanco de varios impactos de bala en su vivienda en compañía de su esposa, luego que denunciara ante las autoridades al exalcalde por el delito de por falsedad en documento privado, ya que el entonces mandatario presentó un título profesional falso.

Las balas impactaron en su cuello y cabeza, manteniéndolo en estado crítico durante 43 días en la Unidad de Cuidados Intensivos de un hospital local, en los que solo se alimentó de líquidos, debido a que uno de los proyectiles destrozó su mandíbula y causó la pérdida del ojo izquierdo.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más