HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Doble asesinato tuvo como móvil el atraco

En los hechos perdieron la vida dos trabajadores de finca conocidos con los alias de  ´Waré´ y  ´Lucho Bola´

Luego del doble asesinato de Luis Segundo Camargo Polo, conocido como ‘Lucho Bola’, Y Anyeiro Segundo Hernández Hernández,  de 29 años y conocido como ‘Waré’, cerca de la finca La Tal en el corregimiento de Orihueca (Zona Bananera), las autoridades que ofrecieron una recompensa de $15 millones para quienes brinden información a fin de dar con los responsables, también entregaron nuevos detalles de la acción criminal.

Ante lo ocurrido, el coronel Javier Alberto Duarte Reyes, comandante Departamento de Policía Magdalena, se pronunció sobre el caso y aseguró que, de acuerdo con las investigaciones, la acción criminal se habría producido debido a que estos se habrían opuesto a que les hurtaran la motocicleta. “En la trocha La Tal que conduce al corregimiento de Orihueca, dos hombres perdieron la vida aparentemente a manos de sujetos armados que intentaban hurtarle la motocicleta en la que se movilizaba”, expresó el alto oficial.

Las autoridades que atendieron la situación una vez fueron notificadas, solicitaron la colaboración de la comunidad para aportar cualquier información o dato que pueda ser útil para esclarecer este hecho de sangre y llevar a los responsables ante la justicia.

El caso que causó pánico y temor entre los habitantes de la localidad de Orihueca, área rural de Zona Bananera, se presentó cuando las víctimas quienes llevaban una carga de tubos para construcción, se movilizaban en una moto Honda XR de placa KAL-26F, por la carretera paralela a la vía férrea, y allí fueron interceptados por dos desconocidos quienes sacaron el arma de fuego para intimidarlos y obligarlos a detener la marcha.

Se supo que estos al parecer hicieron caso omiso a las pretensiones de los presuntos delincuentes, por lo que el parrillero les propinó los balazos mortales.

Según lo informado por una fuente judicial, el que viajaba como parrillero fue impactado en varias oportunidades por lo que cayó al piso, mientras que su compañero quedó a unos 15 metros de distancia, ambos sin signos vitales. El vehículo fue encontrado en el sitio, pues al parecer, no encendió en el momento de la huida.

En este momento, los detalles exactos del doble crimen aún no están claros, y las  familias de los obreros esperan respuestas mientras lidian con el impacto emocional de la pérdida repentina de sus seres queridos, cuyos cuerpos fueron retirados de la morgue del Instituto de Medicina Legal del municipio de Ciénaga.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más