HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Nombrado Director en La Modelo

El mayor Édgar Iván Pérez es la persona que desde este jueves toma las riendas de la Cárcel y Penitenciaría de Media Seguridad de Bogotá, La Modelo. La noticia se conoce cerca de un mes después de que el coronel en retiro Elmer Fernández, entonces director de ese centro penitenciario, fuera asesinado en la capital.

Édgar Iván Pérez es oriundo de Santiago (Norte de Santander). En su trabajo ha sido el encargado de liderar las cárceles de Cali, Bucaramanga, Ocaña y Pamplona. Así mismo, ha sido comandante de las Direcciones Regionales del Inpec Norte, Occidente y Oriente, y fue nombrado como Mejor oficial del Inpec en 2020.

Su hoja de vida registra que es ingeniero industrial. Tiene estudios y diplomado en Alta Gerencia de la universidad Militar Nueva Granada, así como diversos conocimientos en Derechos Humanos y Administración Pública.

Elmer Fernández fue asesinado el 16 de mayo de este año. Esa tarde había salido con destino a su casa sobre las cuatro de la tarde en un vehículo particular gris que, aunque estaba adscrito al Inpec, no estaba blindado, y no llevaba ni un solo escolta con él, aun con las amenazas que recientemente había recibido.

Preliminarmente, se sabe que el director no iba solo, sino con un funcionario que no resultó herido. El recorrido tuvo una primera parada en la vivienda del subdirector de la cárcel. Luego tomó la carrera 30, donde fue interceptado.

Entonces, “fue alcanzado por una motocicleta con parrillero y solo un impacto ingresa por la ventana lateral, donde estaba el director, y fallece en el mismo lugar de los hechos”, le relató el comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, el general José Gualdrón al noticiero Noticias Caracol.

Tras su fallecimiento, la directora encargada del penal también recibió amenazas. Nancy del Socorro Pérez recibió un panfleto que advierte que si no accede a ciertas demandas, podría enfrentar un destino similar al del coronel Fernández.

La amenaza se centró en el traslado de ciertos internos del patio 4A, sugiriendo una posible conexión con los panfletos que precedieron al asesinato del coronel Fernández. El mensaje fue claro: si no se cumplen las exigencias en 72 horas, tanto la directora como sus guardias serán considerados “objetivo militar” desde dentro de la propia cárcel.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea.AceptarLeer más