HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Paro en la Troncal provocó el cierre de pequeños comercios

La protesta se cumplió sin alteración del orden público. Sus organizadores dicen que se quedarán sobre la vía hasta que el Gobierno de Petro los atienda.

Los barrios ubicados en el oriente de Santa Marta, se vieron afectados ayer ante el paro promovido sobre la Troncal del Caribe por las comunidades del área rural de Santa Marta, ubicadas sobre el pie de monte del macizo montañoso

En los barrios Once de Noviembre, Timayui, Cantilito, Garagoa, Ciudad Equidad, El Yucal, La Rosalía, 20 de Octubre, Nuevo Milenio, entre otros, e  importantes sectores de la capital del departamento del Magdalena, los locales comerciales amanecieron y permanecieron con sus esteras totalmente cerradas las primeras horas del día.

Esta situación se presentó tras la circulación de un audio con la voz distorsionada y enviado a través de la aplicación de mensajería instantánea de WhatsApp, donde se estaba promoviendo con falsas informaciones un cese de actividades del sector comercio en diferentes barrios de la ciudad.

La desinformación obligó a l comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta, el coronel Jorge Bernal, a rechazar el contenido de los mensajes que calificó de falsos y señaló que se trataba de personas inescrupulosas que querían sembrar el miedo y el terror en la comunidad samaria.

No obstante, ante el miedo y la preocupación  despensas, almacenes, ferreterías, tiendas y otros pequeños comercios entre otros no abrieron sus puertas y el flujo de vendedores y compradores bajó en esta importante zona comercial.

COMERCIANTES DEL MERCADO Y CENTRO HISTÓRICO ABRIERON

Otro panorama distinto fue el que se vivió en el Mercado Público y Centro Histórico de Santa Marta, donde al inicio de la jornada laboral se vivieron momentos de tensión por el paro en la Troncal y las supuestas advertencias lanzadas por un grupo criminal no identificado por las autoridades, de atentar contra los comerciantes que abrieron sus puertas.

Sin embargo, con el pasar de la mañana uno a uno los comerciantes fueron dando apertura a sus locales comerciales y su actividad comercial avanzó sin contratiempos.

´No podemos negar existió el miedo por un momento debido a la información que circuló en redes sociales y por supuesto siempre vamos a poner primero nuestras vidas, la de nuestros empleados y clientes que llegan a nuestro negocio, pero al ver que todo transcurría con normalidad decidimos abrir nuestro establecimiento comercial”, puntualizó un comerciante que decidió ocultar su identidad por seguridad.

Por otro lado, el empresario también señaló que, “los tenderos y propietarios de locales comerciales ubicados en la zona oriente de Santa Marta que siempre vienen a comprar no abrieron sus puertas por miedo y la mercancía que casi siempre destinamos para ponerla a disposición de estos clientes se perdió, en su mayoría frutas y verduras”.

POLICÍA ACOMPAÑÓ APERTURA DE LOCALES

Con el fin de velar y garantizar la seguridad de todos los comerciantes y ciudadanos la policía Metropolitana de Santa Marta, desde tempranas horas de la mañana a través de todas sus especialidades realizó el acompañamiento de la apertura de los establecimientos comerciales del Mercado Público y el Centro Histórico de Santa Marta.

Por otro lado, la Policía Nacional, en conjunto con las autoridades Distritales, también dispuso de un robusto esquema de seguridad sobre la Troncal del Caribe, que estuvo custodiada en algunos sectores por uniformados del Ejército Nacional de Colombia.

A pesar de los audios intimidatorios y del voz a voz sobre las repercusiones para quienes no acogieran la orden de paro, el Sistema de Transporte Público de Santa Marta con algunas restricciones se cumplió a cabalidad.

Aunque la orden para algunos conductores, era la de guardar sus vehículos, especialmente los buses del transporte urbano de pasajeros y quienes trabajarán no cubrirían la frecuencia a Bonda sino hasta el antiguo despacho conocido como El Anzuelo, en la entrada al barrio 20 de Octubre, algunos conductores se encomendaron al Altísimo y cubrieron sus itinerarios hasta El Yucal, porque la vía era custodiada por la Policía Nacional y el Ejército Nacional.

EDUCADORES A SEGUNDO PLANO

La marcha y protesta de los educadores convocada de manera nacional por la Federación Colombiana de Educadores, Fecode y auspiciada en el Magdalena por el Sindicato de Educadores del Magdalena, Edumag, pasó a un segundo plano porque todos estaban pendientes de lo que pasaba en el corregimiento de Guachaca.

En general, los samarios ayer vivieron un día de contraste. Al inicio del día creció la incertidumbre con la información del cierre del Mercado Público y el Centro Histórico, porque siempre en esos casos puede ocurrir algo que altere la tranquilidad ciudadana.

Sin embargo, después de las 10:00 de la mañana, todo volvió a la normalidad, el flujo vehicular se cumplía normalmente, los educadores realizaron su movimiento de protesta y para redondear la faena llovió copiosamente sobre diferentes sectores de Santa Marta.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más