HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Aguacero inundó la vía a Minca y colapsó tránsito y la movilidad

Los conductores del servicio colectivo de pasajeros al igual que los taxistas y propietarios de vehículos particulares padecieron el ‘Niágara’ por cuenta del aguacero que cayó ayer en distintos barrios de Santa Marta.

La fuerte precipitación provocó un represamiento superficial en la vía que conecta a Santa Marta con el Corregimiento de Minca, el cual se le conoce como la capital ecológica de la Sierra Nevada, justo enfrente de Parques de Bolívar.

La escorrentía de agua lluvia arrastró abundante material vegetal, rocas, plásticos y bolsas con basuras que obstruyeron las rejillas de desagüe ocasionando un represamiento e inundación con graves afectaciones tanto a la movilidad vial como a las personas residentes en dicha zona porque les tocó lanzarse al agua para llegar hasta sus destinos ya que sencillamente la ruta de las busetas se truncó.

Vehículos varados, busetas del transporte público estacionadas y motocicletas en zonas altas fue el panorama que se registró en la carretera justo enfrente del conjunto residencial Parques de Bolívar.

El gran volumen de agua que cayó sumado a las escorrentías con todo tipo de desechos flotantes propició un represamiento superficial, el cual dificultó el flujo de automotores durante dos horas originando graves afectaciones a las comunidades que habitan en los distintos sectores tales como Sierra Morena, Las Acacias, urbanización Rodrigo Ahumada, El Cisne, Ciudad Equidad, y otras.

Algunos vecinos de los sectores antes mencionados utilizaron palas y escobas para retirar la acumulación de arena al igual que otros sedimentos los cuales obstruían la evacuación de las aguas. Fue así como se pudo ayudar en un breve tiempo a que el nivel de la inundación cediera y se reestableciera el flujo de los diferentes automotores, retomando así la normalidad en la zona.

Representantes de la Junta de Acción Comunal lamentaron la situación porque con cada aguacero que cae se agudiza el problema en la carretera que conecta a Santa Marta con Minca. “Dios ha sido bastante bueno con estas comunidades al protegernos de una gran inundación debido al represamiento del agua. Las escorrentías arrastran la arena y los residuos sólidos que encuentran a su paso taponando las rejillas, por eso el agua no tiene por dónde evacuar y origina el represamiento”, dijo un morador de El Cisne.

Con el aguacero de ayer las principales avenidas de Santa Marta quedaron anegadas entre ellas la Calle 22 o Avenida Santa Rita con carrera 18, así mismo la Avenida del Ferrocarril parecía un río de ‘aguas puercas’ ya que desde los manjoles brotaba abundante agua con aroma pestilente y desagradable.

NUEVA ONDA TROPICAL

El más reciente reporte entregado por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) advierte que el país se encuentra actualmente bajo la influencia de las varias ondas tropicales.

Los fenómenos meteorológicos, señala el reporte, están afectando directamente regiones como la Amazonia y la región Pacífica. Estas ondas tropicales están generando fuertes lluvias con gran intensidad, lo que aumenta el riesgo de inundaciones para los días jueves y viernes.

Tatiana Sierra, jefa de la Oficina de Alertas y Pronósticos del Ideam, señaló en La FM, que «la temporada de ciclones ha comenzado oficialmente desde el 1 de junio. Aunque aún no se ha presentado ninguna formación ciclónica, se han registrado un total de siete ondas tropicales».

Explicó que «la número cinco está afectando actualmente a Colombia. Esta onda tropical está provocando precipitaciones en el norte del país, en el centro, en la región de la Orinoquía y en la Amazonía, así como en toda la costa norte colombiana».

Sierra también destacó que hay otras ondas tropicales en formación, algunas cerca del territorio venezolano y otras que se alejan de las costas africanas, pero que podrían llegar a las costas colombianas, lo que podría generar más lluvias y aumentar el riesgo de derrumbes.

A pesar de estas condiciones climáticas, el Ideam aclaró que la temporada del fenómeno de La Niña aún no ha llegado al país y se prevé que inicie en septiembre, extendiéndose hasta noviembre o diciembre.

Además, se espera la llegada de huracanes y ciclones tropicales el próximo mes, los cuales podrían afectar directamente a los departamentos del Magdalena, La Guajira y San Andrés Providencia y Santa Catalina, en la zona costera del país.

Ante esta situación, se recomienda a la población estar atenta a las alertas emitidas por las autoridades y tomar las precauciones necesarias para evitar riesgos y proteger sus vidas y bienes.

Aguacero inundó la vía a Minca y colapsó tránsito y la movilidad Aguacero inundó la vía a Minca y colapsó tránsito y la movilidad

 

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más