HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Otra vez se volvió a enredar trámite de reforma pensional

Unas son de cal y otras son de arena. Eso fue lo que le pasó al gobierno de Gustavo Petro este martes en el Congreso cuando dos de sus proyectos claves avanzaron, pero uno, la que es la joya de corona se estancó.

Lo que le avanzó de manera positiva fueron los proyectos de la ley de endeudamiento que por 17.6 billones de pesos se le aprobó en las comisiones económicas y ahora espera a la otra semana para que se convierta en ley, mientras que la reforma laboral, que estuvo quieta desde diciembre de 2023, se reactivo en la Comisión Séptima de la Cámara con la votación de siete artículos para un total de 23 por el momento.

Sin embargo las malas noticias le llegaron al gobierno por el lado de la reforma pensional, la cual no pudo empezar a ser discutida, en su cuarto debate, en la plenaria de la Cámara. Aunque el proyecto se había agenda inicialmente para ser discutido el lunes festivo, finalmente quedó para este martes, pero debido a una estrategia de la oposición no arrancó de lleno.

Por cerca de tres horas la plenaria se dedicó a discutir una modificación en el orden día, el cual tenía como primer punto a la pensional. Si bien el gobierno alcanzó a que se negaran las peticiones de aplazamiento del debate, no tuvo la misma suerte al empezar a votar los impedimentos.

Incluso el representante a la Cámara por el Centro Democrático, Hernán Cadavid, cuestionó fuertemente la presencia de los ministros del Interior y Trabajo en la mesa directiva, al señalar que estaban manipulando el desarrollo de la sesión, esto porque unas las primeras votaciones del cambio del día fue suspendida, esto según Cadavid por solicitud del ministro Luis Fernando Velasco.

Otro fuerte momento de la discusión fue cuando la representante de Cambio Radical, Ayda Pastrana, pidió suspender la discusión mientras se realiza un audiencia pública sobre la reforma pensional, la cual está citada para mañana. Eso llevó a que desde el Pacto Histórico, como lo expresó el representante Alfredo Mondragón, era una jugadita de parte de la oposición para impedir la discusión.

Un retraso más que tuvo la sesión se dio con las intervenciones de los candidatos a ser contralores de la República, esto porque hablaron durante cerca de una hora. Pero el momento definitivo se dio cuando arrancó la discusión del proyecto debido a que los partidos Liberal, Conservador, Cambio Radical y Centro Democrático, se salieron de la sesión, esto a la espera que la Comisión de Acusaciones responsa una serie de recusaciones que se han presentado.

El quorum de lleno se rompió cuando la plenaria empezó a discutir cinco impedimentos, pero ante la falta de los votos mínimos se levantó la sesión para el miércoles a las once de la mañana, pero teniendo como gran obstáculo que en la jornada está prevista la elección del nuevo contralor general, en una sesión de Congreso Pleno que se dará después de las cuatro de la tarde.

El representante petrista David Racero, tras el aplazamiento, consideró que “esta plenaria no puede asumir el costo político de una reforma, como es la pensional, por hacerle el juego a algunos que lo hacen conscientemente, se estaría asumiendo el costo político de hundir el proyecto pese a tener una amplia discusión importante. Los invito a no caer en las trampas”.

La reforma tiene los días contados esto porque es un proyecto que si no es aprobado antes del 20 junio no tendrá tiempo para ser conciliada, además que el proyecto no se puede discutir en las sesiones extras porque viene de la legislatura del 2022-2023 y ya está por terminar su segunda legislatura. A la reforma le quedan por discutir al menos 50 impedimentos lo cual se podría llevar casi una sesión y casi que es inminente que se deba sesionar el fin de semana./Colprensa

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más