HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Murió hermano del novio de la trágica boda en Casa de Campo

A cuatro se eleva el número de víctimas fatales por el desplome de la estructura de un salón de fiestas, en la Casa Hotel Riascos de Valledupar, donde el pasado 1 de junio se celebraba un matrimonio cristiano y en el que además más de 30 personas resultaron heridas.

Al mediodía del lunes falleció en el Hospital Militar de Bogotá, el joven Juan Andrade Guerra, de 26 años, quien pertenecía a la Armada Nacional de Colombia y había viajado a Valledupar, desde Cartagena, para asistir a la boda de su hermano Camilo Andrade Guerra con Ebet Shaday Calderón, miembros de la iglesia cristiana Cristo vive en Mí.

Por su condición de militar, Juan Andrade había sido trasladado a la capital desde la tarde del pasado sábado, por presentar algunas complicaciones derivadas de la amputación de una de sus piernas. También tenía diagnosticado un trauma de alto impacto y afectaciones psicológicas que requerían de una atención especializada. Permaneció ocho días hospitalizado en la Clínica Alta Complejidad de Valledupar de donde fue remitido al Hospital Militar, donde se produjo el deceso.

El joven también era yerno de Hilda Rosa Hernández, de 51 años, quien falleció el pasado domingo en una clínica de Valledupar.   Su hija Ana Mercedes Ahumada Hernández, sufrió lesiones y no fue internada en un centro asistencial. Para el momento de la tragedia todos se encontraban en una misma mesa compartiendo del agasajo.

Por esta tragedia fueron atendidas un total de 43 personas, de las cuales cinco permanecen hospitalizadas en varias clínicas de Valledupar.

En este hecho también fallecieron Naileth Guerra, de 22 años, quien era una de las damas de honor, baterista de una banda cristiana y asistente administrativa de una clínica veterinaria; y la niña barranquillera Saray Michel Varela Manga, de 12 años, que había llegado como invitada a la boda.   Ambas quedaron atrapadas entre los escombros y fallecieron de manera inmediata.

La Casa Hotel Riascos permanece acordonada por las autoridades, en espera los peritos especializados que se encargarán de determinar las causas del desplome de la una estructura que solo tenía meses en uso. De igual manera, la Alcaldía de Valledupar suspendió otra obra que se construía en el inmueble sin permisos y licencias urbanísticas.

 

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más