HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Mujer asesinada a bala tenía la casa por cárcel

La pareja sentimental de la víctima también fue asesinada a bala

El Cuerpo Técnico de Investigación Criminal (CTI) de la Fiscalía General de la Nación en un trabajo articulado con la Seccional de Investigación Criminal Sijín de la Policía Metropolitana de Santa Marta, está llevando a cabo las pesquisas para establecer las circunstancias de tiempo, modo y lugar del atentado a bala en el que perdió la vida Solyenis Ivana Barros González.

Según la información conocida por las autoridades, la mujer tenía anotaciones judiciales por los delitos de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes y hurto. Además, Soleynis Ivana, tenía actualmente detención domiciliaria tras haber sido capturada en el mes de mayo del año 2022.

En ese momento los investigadores señalaron a Barros González de dedicarse al almacenamiento y posterior venta de sustancias ilegales en los barrios 12 de Octubre, Vista al Mar, Vista Hermosa y La Cangrejera de Gaira, pero un juez le dio casa por cárcel y habría continuado incurriendo en esta actividad ilícita.

“Estamos armando el ‘rompecabezas’ para esclarecer este hecho de sangre. Preliminarmente, podemos decir que se trató de un ajuste de cuentas, teniendo en cuenta los antecedentes que presenta la víctima”, dijo una fuente judicial.

Por otro lado, es preciso mencionar que la fémina era pareja sentimental de un hombre identificado como César Agustín Jiménez Mejía, quien tenía anotaciones por los delitos de homicidio, concierto para delinquir, porte ilegal de armas de fuego o municiones y lesiones personales y fue asesinado a bala el pasado 16 de junio del año 2023 en carrera 4, cerca de Tres Cazuelas, jurisdicción de Gaira, en el sur de la capital del Magdalena.

EL CRIMEN

Como se dio a conocer en la edición impresa de ayer, el ataque con arma de fuego se perpetró en el sector conocido como ‘La Marranera’ en la vía que comunica hacia el corregimiento de Minca área rural de Santa Marta, momentos en que la víctima se movilizaba en una motocicleta automática marca Auteco de la línea Kymco de placa EWY-73E.

Los investigadores judiciales dieron a conocer que la mujer fue interceptada por dos desconocidos que se transportaban en un vehículo similar, cuyo parrillero desenfundó un arma de fuego y sin mediar palabras le disparó en al menos tres oportunidades en la cabeza.

El sicario una vez logró su cometido, el cómplice, quien hacía las veces de conductor, aceleró y se dieron a la huida con rumbo desconocido, dejando sobre el piso el cuerpo sin vida de la víctima boca arriba y con su rostro sumergido en un charco de sangre producto de los balazos que le propinaron.

Finalmente, una vez conocido el hecho de sangre, hasta el sitio llegaron uniformados de la unidad de vigilancia por cuadrantes de la Policía Metropolitana, personal que se encargó de acordonar la escena del crimen y seguidamente el comandante operativo desplegó un ‘plan candado’, que finalmente no dio resultados positivos.

 

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más