HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

NACION-PUBLICIDAD

NACION-Leaderboard1

´Perdimos la seguridad, será difícil recuperarla´

Tras los recientes hechos de violencia que se han registrado principalmente en los departamentos del Cauca y Valle del Cauca, el expresidente Álvaro Uribe Vélez hizo un balance de la compleja situación de orden público en el territorio colombiano.

El documento, titulado «Se fue la seguridad. Difícil rescatarla. El futuro requiere principios y coraje en la actuación», inicia realizando una comparación entre algunos de los indicadores de seguridad durante su gobierno (entre 2002 y 2010) y el año 2013, momento en el que según el exmandatario, reinició el deterioro del orden público en el país.

Pero el balance sobre la situación de orden público en Colombia hecho por el expresidente Uribe, fue mucho más allá y profundizó en los 22 meses del Gobierno del presidente Gustavo Petro

El expresidente Álvaro Uribe Vélez, líder y fundador del Centro Democrático, principal partido opositor al gobierno Petro, señaló que en estos 22 meses van 154 masacres una cifra que supera a la registrada en el  2002, año en que dio inicio su mandato, fueron 112.

Sumado a lo anterior, el expresidente Uribe hizo otras comparaciones, no sin antes recordar que en el año 2010, «aunque hubiera querido 0, la cifra (de masacres) fue de diez».

El asesinato de líderes sociales y otros delitos como la extorsión, también fueron destacados por el exmandatario que, los mencionó como reflejo de la compleja situación de orden público en el país.

En relación a la extorsión, Álvaro Uribe destacó los números de su mandato el año 2002, cuando se tenía un registro de 2080 casos denunciados y en 2010, 1.352 casos, cifras que según los números señalados por el exmandatario, se ven ampliamente superados por los del presente cuando se tiene registro de 18.395 casos.

Para el expresidente Uribe, la compleja situación de orden público también es una clara señal de lo que se podría definir como una crisis en las Fuerzas Militares, a las que definió como «debilitadas, humilladas, silenciadas», y que se suma según el exmandatario, al crecimiento del narcotráfico y la minería ilegal, dos de las problemáticas que empeoran la situación en las regiones.

En relación a las posibles soluciones de esta situación el expresidente señaló que inicialmente los colombianos «fatigados por las ‘republiquetas’ o situaciones como la del Catatumbo donde impera el estado terrorista que ha desplazado el Estado de derecho, digan: mano firme para reunificar la república».

Pero ese no sería el único panorama posible, dado que Uribe también aseguró que otro camino podría ser que las drogas sintéticas eliminen la coca: «En cualquiera de los dos escenarios se encontrará un problema enorme: 200, 300, medio millón de colombianos que vivan de esas rentas ilegales, como vamos a resolver ese problema social».

Posteriormente, reconoció el expresidente que “llevo el dolor de los falsos positivos y en todas partes he dado la cara con patriotismo y con honradez, por supuesto, en una defensa solitaria (…) el país no puede volver al pasado. Tenemos que pensar en cómo enfrentar exitosamente el futuro”.

Justamente, en este punto, Uribe señaló que “el futuro requiere principios y coraje en la actuación. Se necesitan unos elementos que son fundamentales. Necesitamos gobiernos de principios sólidos y de coraje en la actuación, en la actuación más allá que en el discurso”.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más