HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Essmar paga contrato de alumbrado público con grave sobrecostos

Se trata de un contrato ´leonino´ y corrupto donde un alto funcionario público  actual cobra una coima mensual del 2.5% investigan los órganos de control.

Edward Orozco, personero distrital de Santa Marta, reveló una serie de hallazgos preocupantes relacionados con la gestión del recaudo del impuesto de alumbrado público. Se trata de un contrato altamente lesivo para los intereses de la ciudad y particularmente para la comunidad que es la que al final paga por el servicio.

Pero aparte de los hallazgos encontrados por la Personería, se ha revelado por parte de otro órgano de control, las irregularidades que han rodeado este contrato donde hay una coima superior al 2.5% mensual para un alto funcionario actualmente en ejercicio, quien habría dado las órdenes para hacer el ´chanchullo´.

Según el personero Orozco, la Empresa de Servicios Públicos de Santa Marta Essmar no contaba con la experiencia ni el personal adecuado para llevar a cabo la prestación del servicio, lo que habría llevado a una serie de malas prácticas y presuntas irregularidades.

A su vez, durante su intervención, Orozco afirmó que la Essmar aparentemente tergiversó los contratos de «prestación de servicios», utilizando esta figura para encubrir lo que en realidad podría considerarse como una concesión del servicio de alumbrado público a un tercero ajeno a la entidad. Además, señaló que los informes presentados por el contratista Conlus, encargada de la gestión, mostraban inconsistencias y repetición de actividades, sin generar valor agregado al servicio.

Entre los demás hallazgos destacados, dieron a conocer el pago por parte de Essmar a Conlus por labores que no se reflejaban en los informes presentados, así como la falta de supervisión por parte de esta sobre sus actividades.

Asimismo, como uno de los descubrimientos más impactantes, desde ente de control afirmaron que, el Consorcio Santa Marta Iluminada y Segura, no contaba con una oficina administrativa en la ciudad de Santa Marta, a pesar de recibir pagos por costos de administración del servicio de alumbrado público, lo que resultó insostenible que, en las planillas de seguridad social no se evidenciaba ningún vínculo laboral entre el personal y Conlus, lo que sugiere que este era suministrado a través de empresas temporales o trabajaba como independiente, sin contratos ni autorización del supervisor.

De igual forma, comunicaron que, la Essmar realizó actas modificatorias en las vigencias 2020 y 2023  al contrato inicial de prestación de servicios No. 333 de 2019 suscrito con el consorcio Conlus, para desarrollar obras de infraestructura nueva de expansión y modernización del sistema de alumbrado público de Santa Marta, actividades que no hacen parte de las labores contratadas de administración operación y mantenimiento, las cuales son las establecidas en el objeto contractual y en la invitación pública realizada, por lo expuesto se observa que se realizó una modificación al objeto contractual inicial para ejecutar de forma directa y sin realizar invitaciones a otras empresas, lo anterior contraviene los principios de la contratación estatal de la economía, y transparencia establecidos en La ley 80 artículo 23.

Orozco también destacó que Essmar estaba pagando a Conlus, un valor superior al establecido por la Comisión de Regulación de Energía y Gas CREG para las actividades adicionales al servicio de alumbrado público, lo que podría constituir un presunto detrimento fiscal para el distrito.

“Se observa que Essmar viene pagando al contratista Conlus  un valor de AOM del 10% del inventario valorizado y actualizado del sistema de alumbrado público Salp y adicionalmente una valor del 2.5% del inventario valorizado y actualizado del sistema de alumbrado público, para actividades adicionales a las actividades básicas de AOM, lo cual  va en contra a lo establecido por la regulación de la Creg, que solo reconoce un valor máximo de 10.3% para el AOM desde el año 2011 hasta el año 2022”, detallaron en el informe.

Es importante traer a colación que este ‘oscuro’ contrato fue celebrado en 2019 por José Rodrigo Dajud, gerente de Essmar y el Consorcio Santa Marta Iluminada y Segura, Conlus, conformado por la Empresa Regional de Servicios Públicos S.A. (Semsa E.S.P.) y Energiza GB S.A., conocida anteriormente como Landa Ingeniería S.A.

Ante estas revelaciones, la Personería Distrital advirtió que ampliará el informe ante las autoridades correspondientes y continuará con el proceso preventivo en defensa del patrimonio público y el cumplimiento de las leyes, lo cual podría tener implicaciones disciplinarias, fiscales y penales, según lo establecido por la ley.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más