HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Reducir contaminación exige más civismo y sanción social

Esta fecha cada año representa un buen pretexto que invita a la reflexión, pero además a coordinar acciones, estrategias y nuevas dinámicas encaminadas a reducir la contaminación del río Manzanares y otros afluentes.

POR
EDGAR
TATIS GUERRA

Las representantes de distintas organizaciones de la sociedad civil que realizan actividades en pro de la conservación y protección del medio ambiente en Santa Marta coinciden al manifestar que el planeta Tierra está en un S.O.S. ambiental.

Aseguran que los fenómenos naturales como el calentamiento global, la escasez del preciado líquido, los incendios forestales y la contaminación que registran los ríos son una consecuencia de las malas prácticas humanas en ese afán por la supervivencia.

Según Harold Estrada, directivo del colectivo ambiental ‘Salva Tu Río’, la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente cada año representa un buen pretexto que invita a la reflexión, pero además a coordinar acciones, estrategias y nuevas dinámicas encaminadas a reducir la contaminación del río Manzanares que exige más civismo y una demostración genuina de amor por los entornos naturales.

“No podemos quedarnos en la teoría o enfocados solo en la sensibilización a las personas que habitan en las distintas cuencas del afluente que recorre gran parte de Santa Marta ni en las buenas intenciones. Hay que ser consecuentes con la realidad que nos muestra un panorama deplorable al que podemos transformar con el concurso de toda la comunidad”, indicó.

Vale además anotar que es necesario que exista una sanción social contra aquellas personas inescrupulosas que le arrojan escombros o restos de materiales de construcción al lecho del río Manzanares, o esos individuos que lanzan animales muertos ya sea perros o gatos como si los ríos de Santa Marta fueran un cementerio animal.

CAMBIO CLIMÁTICO

De otro lado, a la pregunta ¿Cómo afectará el cambio climático el trabajo? Es oportuno  remitirnos al informe ‘Working on a Warmer Planet’ donde se advierte que más de 80 millones de trabajos alrededor del mundo se perderán por las altas temperaturas.

El calentamiento global pasó de ser una exageración para los escépticos, a una realidad que ya está afectando a miles, según diferentes informes del Banco Mundial y la ONU. Muchas industrias tienen un papel importante en esta situación, porque son responsables de las emisiones de gases de efecto invernadero, que generan fenómenos meteorológicos extremos, como la subida del nivel del mar.

Los pronósticos no son alentadores ya que, de acuerdo con la ONU, para limitar el calentamiento global a 1,5 °C, las emisiones deberían estar reducidas a la mitad para el 2030; algo que está lejos de suceder. Muchas empresas ya están lidiando con costos asociados al calentamiento global, sin embargo, algo que no muchos consideran es el efecto en los trabajadores. Si la situación no empieza a mejorar, y la temperatura global supera los 1,5 °C, se perderán 3,8% de horas de trabajo a nivel mundial, de acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Según los expertos, las altas temperaturas disminuyen la productividad, ya que las personas trabajan a un ritmo más lento para enfrentar el calor. Adicionalmente, los trabajadores están más expuestos a enfermedades respiratorias, cardiovasculares y cáncer. Actualmente, la radiación ultravioleta provoca 18.960 muertes anuales por cáncer en la piel, y 1.600 millones de personas están expuestas a contaminación atmosférica en sus trabajos.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más