HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Billboard-Sociales

El adiós a ´Parrita´ uno de los grandes de la fotografía

Luis Alfonso Parra Arcila, fue considerado como una persona abnegada, que con gran profesionalismo desempeñó su actividad de reportero gráfico.

POR:

TONNY

PÉREZ MIER

Para la Asociación de Fotógrafos y Camarógrafos del Magdalena, Afocamag, de la cual era su vicepresidente, y para el gremio general de fotógrafos de Santa Marta, la muerte del reportero gráfico, Luis Alfonso Parra Arcila, deja un vacío enorme que, por mucho tiempo, será imposible de llenar.

Su partida, lo sorprendió en lo mejor de su vida, cuando todavía tenía muchos proyectos por desarrollar, porque era un convencido que el trabajo nunca termina, se cumplen etapas para llegar a la meta final.

Una falta que deja en el gremio, ese mismo que lo recordará como la persona abnegada, trabajadora y humilde que siempre tenía una sonrisa a flor de labio, así en ese momento estuviera afrontando una situación adversa.

Desprendido de las cosas, porque por encima de cualquier interés personal, primaba el bienestar de los demás, defensor de las causas nobles y de sus compañeros de oficio a quienes aconsejaba y guiaba para que el día de hoy fuera mejor que el de ayer.

Alegre, extrovertido, buen padre, buen amigo, no escatimaba en elogios para las personas, porque esa era una virtud, que siempre lo acompañó, reconocer mérito en los demás, servicial y detallista.

En lo mejor de su vida profesional, la muerte se lo lleva privándonos de un buen elemento, que, aunque había nacido en Manizales, consideraba a Santa Marta como su ciudad natal, de la cual se enamoró y nunca más salió. Llegó aquí hace muchos años en busca de mejores oportunidades laborales, atraído por el mar y aquí se quedó en contraprestación por haber logrado todo.

Hincha acérrimo del Unión Magdalena, no perdía partido cuando jugaba de local y se entristecía cuando ‘el ciclón bananero’, no cumplía o no le salían sus objetivos.

Como no recordar a ese fotógrafo que a finales de los años 70 e inicio de los 80, en la carrera 5 entre calles 17 y 18 con una cámara semiprofesional salía al paso de cualquier persona, le tomaba una foto y le entregaba un recibo para que la reclamara por la tarde.

Fueron gestas memorables que solo perdurarán en la mente de quienes conocimos y tratamos con un gran profesional de la fotografía, como lo fue el maestro Luis Alfonso Parra Arcila.

SU LEGADO NO MORIRÁ

Como una pérdida irreparable para el gremio de fotógrafos de Santa Marta, consideraron sus colegas la partida de este gran hombre, que se fue dejando todo un legado a quienes ahora retomarán sus banderas para que la profesión no decaiga.

David Ruiz Ureche, presidente de la Asociación de Fotógrafos y Camarógrafos del Magdalena, Afocamag, lamentó lo ocurrido y lo puso de ejemplo para las nuevas generaciones, que, si siguen esas enseñanzas dejadas, serán grandes profesionales.

“No son buenas las noticias, ha muerto una persona muy noble y cariñosa dentro del gremio. Fue uno de los fotógrafos destacados en Santa Marta a pesar de que no era de aquí”, sostuvo Ruiz Ureche.

Dijo que lo recuerda con mucho cariño, porque durante el tiempo que estuvo haciendo parte de la directiva de Afocamag, se desempeñó a satisfacción, hizo valer la agremiación y despedirlo hoy es algo doloroso.

A su turno Édgar Fuentes Acosta, consideró que se trata de una noticia triste, porque el gremio pierde a uno de sus mejores miembros, que sirvió de guía a muchos fotógrafos que hoy se levantan en esta profesión.

“Nosotros sus colegas, perdemos un compañero, un amigo con un don de gente fuera de serie, siempre con esa sonrisa que era característica en su personalidad. Trabajador, buen padre, buen amigo que deja un vacío grande”, dijo.

Fuentes Acosta, le pondera que era una persona que unía al gremio, donde llegaba, junto con él, también llegaba la alegría, porque fue una persona que se dio a querer de muchos en Santa Marta.

El reportero gráfico Óscar Alfonso Mejía, lo define como buen colega, muy alegre, servicial al cual el gremio le debe mucho de sus enseñanzas para los que vienen atrás adquieran valores sobre esta profesión que fue honrada por él.

“Parra era una persona comunicativa. Para mí era un Maestro, que sabía lo que hacía. Sabía mucho en el ramo de la fotografía y no se quedaba con lo que sabía, nos enseñaba. Hoy tenemos que despedirlo”, precisó Mejía.

EL ADIÓS A UN AMIGO

Aún con la voz entrecortada y con mucho pesar, los reporteros gráficos de HOY DIARIO DEL MAGDALENA, Montyner Alvis Arrieta y José Puente Sobrino, con mucha nostalgia, recuerdan a Luis Alfonso Parra Arcila, su compañero de oficio por muchos años.

“Más que un gran reportero gráfico, se ha ido una excelente persona, con valores morales, que en muchos casos asumía el papel de guía para salir adelante en circunstancias adversas”, sostuvo Alvis Arrieta.

Aseguró que fueron muchos años trabajando juntos y las enseñanzas aprendidas fueron grande. “No hay como describir a una persona que lo dio todo por la profesión. Hoy todos, los que fuimos tus amigos en vida, estamos tristes por tu partida”.

José Puente Sobrino, también reportero gráfico de HOY DIARIO DEL MAGDALENA, recordó con mucho dolor a ese amigo incondicional que se fue a la diestra de Dios Padre.

“No hay palabras para describir la tristeza que nos embarga por la muerte de ese gran ser humano. Maestro Parra, descansa en paz, hiciste mucho por la profesión”, sostuvo Puente.

´Señor Parrita´ – como le decíamos con respeto, aprecio cariño y admiración-  el Dios del Cielo te recibe en su Santa Gloria. Vuela alto, muy alto querido amigo.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más