HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Debate de control político a la seguridad en la ciudad

El Concejo Distrital dio inicio al segundo periodo de sesiones ordinarias de la presente anualidad, poniendo sobre la mesa una interesante agenda de control político sobre problemas que hoy aquejan a Santa Marta como la crisis del agua, la efectividad de los servicios públicos, y con especial prioridad, la seguridad de los samarios

Durante la primera sesión no se hicieron esperar los pronunciamientos y llamados a las autoridades ante el temor que vive Santa Marta por cuota de los actos delictivos que se presentan a diario.

El concejal José Alfredo Ordóñez Gutiérrez se mostró altamente preocupado por lo que está sucediendo en la ciudad y por ello propuso citar a los funcionarios encargados de la seguridad en el Distrito para conocer de primera mano que se viene haciendo para devolverle la tranquilidad a la ciudadanía.

De otro lado, el concejal Wiston Vargas abrió la fase de intervenciones manifestando su preocupación ante la falta de resultados por parte de las autoridades policiales y administrativas frente a la ola de asesinatos y atracos masivos, dejando abierta la proposición para citar a los representantes de la Secretaría de Seguridad y Convivencia Ciudadana y al Comandante de la Policía Metropolitana.

Sin embargo, con el ánimo de nutrir más el cuestionario y los enfoques para un profundo debate, otros concejales coincidieron en tomarse un lapso para estructurar mejor la proposición a fin que, al final de la citación haya un informe puntualizado y con compromisos pactados para mitigar efectivamente la problemática.

“No es cierto que de cuatro meses para acá la criminalidad se ha incrementado: Desde el año 2023 Santa Marta se posicionó como una de las ciudades más peligrosas de Colombia. Por otro lado, al samario no le importa si el incremento de la violencia se le atribuye a un gobierno naranja o azul, al samario le importa son las acciones que beneficien a la población”, manifestó el concejal Pedro Gómez.

Asimismo, el cabildante Juan Vergel añadió que un factor determinante en el incremento de la inseguridad es proporcional a la falta de empleo y oportunidades que tienen los ciudadanos, recordando las cifras arrojadas por el Dane en 2023 la cual reporta que el 70% del comercio en Santa Marta se encuentra en la informalidad, ante la situación económica que se vive.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más