HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

En estado crítico vías terciarias de El Banco

La situación de las vías terciarias en la zona rural de El Banco, Magdalena, ha llegado a un punto crítico. Las carreteras que conectan los corregimientos y veredas de El Banco, Magdalena, incluyendo El Cedro, Aguaestrada, Menchiquejo y Caño de Palma, están en condiciones deplorables. Se estima que aproximadamente el 95% de esta red vial terciaria, que cubre unos 180 km, se encuentra en mal estado.

A lo largo de la temporada seca, estas vías no recibieron las reparaciones necesarias, y ahora, con la llegada de las primeras lluvias, se han vuelto prácticamente intransitables. Los caminos, muchos de ellos sin pavimentar, se han convertido en un desafío casi infranqueable para los vehículos. Las recientes lluvias han agravado aún más las condiciones. Los corregimientos de Belén, Algarrobal, Tamalamequito y las veredas circundantes, como Las Mulas, figuran entre las zonas más impactadas por esta crisis vial. Asimismo, las carreteras que conectan otros corregimientos, tales como San José, Pueblo Nuevo y Guadalupe, entre otros, están en condiciones igualmente deplorables, con solo un kilómetro de pavimento y el resto transformado en caminos llenos de agua y agujeros.

«Es imposible pasar por aquí, ni en carro, ni en moto, ni a pie», afirmó un residente del corregimiento de Belén. «Los niños no pueden ir a la escuela, los enfermos no pueden llegar al hospital y los productos agrícolas se pudren porque no hay forma de sacarlos».

Los habitantes de la región reportan que el transporte de productos agrícolas hacia los mercados se ha vuelto una tarea titánica, lo que ha resultado en pérdidas económicas significativas para los campesinos. Es por eso que lugareños, líderes comunitarios y el propio alcalde Ronald Flórez están haciendo un llamado de S.O.S. al gobierno nacional y departamental para que tomen medidas inmediatas y busquen soluciones efectivas para mejorar estas vías, las cuales son esenciales para la salida de productos agrícolas y la realización de diligencias en la cabecera municipal.

Por si fuera poco, la situación se agrava con los pronósticos del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales – IDEAM, que anuncia el inicio del fenómeno de La Niña. Se espera un aumento considerable en las precipitaciones durante las próximas semanas, lo que podría empeorar aún más el estado de las vías. La comunidad teme que, sin una intervención oportuna, las lluvias intensas hagan intransitables estas rutas, aislando a los corregimientos y afectando severamente la economía y el bienestar de los habitantes.

El llamado de los residentes es claro: se necesita una acción rápida y coordinada para garantizar la accesibilidad y seguridad en las vías terciarias antes de que las lluvias las hagan inoperables.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más